Buscan nuevas reglas contra los holdouts

La Asociación Internacional de Mercados de Capitales, que engloba a 457 bancos, anunció ayer cambios en sus reglas para tratar de evitar que una minoría de acreedores pueda bloquear acuerdos de canje de deuda, como sucede con la Argentina. Así, esta entidad, cuya sigla en inglés es ICMA, se anticipó al proyecto que tratará el 9 de septiembre próximo Naciones Unidas para tratar de impedir que unos pocos bonistas puedan frenar una reestructuración de deuda exitosa. "Los riesgos potencialmente adversos a nivel mundial del cese de pagos y la reestructuración de la deuda argentina, demuestran la importancia de disponer de términos contractuales claros y sin ambigüedades en los bonos soberanos", dijo el abogado de ICMA, Leland Goss, según agencias internacionales de noticias. La asociación -que agrupa a los bancos más importantes del mundo e inversores- emitió un comunicado en el cual consideró que los nuevos términos para las "cláusulas de acción colectiva" (CAC) y la cláusula "pari passu", permitirán que las modificaciones aceptadas por una mayoría de tenedores de bonos sean legalmente vinculantes para todos los acreedores. La entidad aseguró que se logrará "una solución práctica al problema de las minorías de bloqueo", tal como sucede con la Argentina, ya que con los canjes de deuda de 2005 y 2010, el 92,4% de los bonistas aceptó nuevos papeles de deuda.

COMENTARIOS