CAUSA DE EFEDRINA

Servini de Cubría y la Casa Rosada

La jueza federal María Servini de Cubría aseguró ayer que hay "entrecruzamientos de algunos llamados entre teléfonos de la Casa Rosada con algunos narcos" en la causa que investiga el tráfico de efedrina y no descartó ordenar un allanamiento si no le facilitan información. "Tenemos entrecruzamientos de algunos llamados entre teléfonos de la Casa Rosada con algunos narcos. Queremos saber quiénes usaron esos teléfonos", indicó Servini de Cubría y contó que le pidió al secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, que informe sobre los números que aparecen en esas pericias. Consultada sobre ese procedimiento, la magistrada señaló: "Le damos un tiempo y si no contesta le volvemos a reiterar el pedido, y si no contesta vamos a buscar allanar". Tras afirmar que se pudo comprobar que ingresó efedrina ilegalmente al país, la jueza le apuntó a la Sedronar y al exsecretario del organismo José Granero, quien se encuentra procesado en la causa, por entender que dificultó la investigación. Explicó que "la Sedronar hacía todas las denuncias en lugares distintos" por lo cual "se dividió en varias causas".

COMENTARIOS