None
A RAÍZ DE LA BAJA EN LAS EXPORTACIONES A BRASIL Y EL AUMENTO DE PRECIOS

Por caída de ventas, buscan evitar despidos en la industria automotriz

Está en estudio reducir las horas extras, tener una menor jornada laboral y aplicar otras medidas tendientes a reducir costos, pero sin despedir al personal.

Directivos de la industria automotriz y el gremio del sector ya iniciaron negociaciones para evitar la pérdida de puestos de trabajo en las terminales, golpeadas por la merma de producción a raíz de la caída de las ventas.
Empresarios de la automotriz Volkswagen y el Sindicato de Mecánicos SMATA iniciaron tratativas para hacer frente a la situación.
Así lo señaló el secretario general de SMATA, Ricardo Pignanelli, quien atribuyó a "la caída de las ventas a Brasil y al aumento de precios del modelo Surán" como los factores que pusieron en jaque a la compañía de origen alemán.
Las negociaciones podrían incluir reducciones de horas extras, una menor jornada laboral y otras medidas tendientes a reducir costos pero sin despedir gente. Sin embargo, también es fuerte la retracción en el mercado doméstico, producto del alza del precio de los vehículos y de que la gente comenzó a postergar sus decisiones de consumo en un escenario recesivo e inflacionario.
El objetivo del gremio es garantizar por un año la estabilidad laboral de todo el personal, y desde la empresa garantizaron que no están despidiendo operarios, por ahora.
Empresarios y sindicalistas volverán a reunirse el martes próximo, mientras que un día después tienen agendado un encuentro con la ministra de Industria, Débora Giorgi.
Pignanelli comentó que con la empresa se analiza la apertura de jubilaciones anticipadas de 300 operarios (abarcaría 150 casos de personal mayor de 65 años y otros 150 de mayores de 62 años) y un programa de suspensiones rotativas de otros 400 trabajadores, con la garantía del cobro del 75% de los salarios.
"El requisito de todo esto es que se firme la estabilidad laboral hasta abril de 2015. Queremos asegurarnos de que no habrá despidos", sostuvo el sindicalista.
Resaltó que la situación de Volkswagen es "un caso particular que no se repite" en otras fábricas, aunque habría indicios de que el parate en el sector automotor terminará afectando a la mayoría de las terminales.
En esa línea, la filial SMATA de Córdoba alertó que la automotriz Iveco suspendió a todo su personal hasta el lunes próximo por "acumulación de stock".
Los operarios alcanzados por esta decisión cobrarán el 75% del salario.
La industria automotriz sintió en marzo el peso de las medidas económicas aplicadas por el Gobierno en febrero, al mostrar una caída del 35,5% en las ventas, del 30% en las exportaciones y del 26,2% en la producción en forma interanual, según datos de las terminales. 

COMENTARIOS