EL JEFE DE GABINETE DIJO QUE SE DISCUTE LA INTERNA PARTIDIARIA

Niegan que Lavagna se convierta en un segundo ministro de Economía

En las últimas horas, el ex presidente Alfonsín había pronosticado que Lavagna podría tener incidencia en decisiones del ministro de Economía Martín Lousteau.

El jefe de Gabinete, Alberto Fernández, sostuvo que "lo que estamos discutiendo acá es la participación en una interna partidaria", al referirse al acuerdo alcanzado entre el ex presidente Néstor Kirchner y Roberto Lavagna para normalizar el Justicialismo.
Además, Fernández rechazó la posibilidad de que Lavagna vuelva a participar en el Gobierno como ministro de Economía, tal como lo planteó ayer el ex presidente Raúl Alfonsin. "Lo que estamos discutiendo es la participación de Lavagna en una interna partidaria. No hay otra discusión, ni otro tema. Después empiezan las fantasías como la que propone Alfonsín, de que hay una dualidad de ministros de Economía".
"El ministro de Economía es Martín Lousteau", dijo el ministro Fernández y destacó que Lavagna "es un hombre que tiene cosas para aportar, conoce al Estado y tiene mucha experiencia en la gestión pública y seguramente tendrá mucho para aportar pero su participación tiene que ver con la interna del PJ".

Por su parte, el vicegobernador bonaerense, Alberto Balestrini, calificó de "gesto de grandeza" el acuerdo entre el ex presidente y el ex candidato presidencial. "Me parece que es un gesto de grandeza de ambos, después de haber tenido algún tipo de diferencia desde diciembre de 2005 a la fecha y de lo mucho que ha hecho el ministro (Lavagna) por la economía del país", dijo.

Balestrini señaló que "Lavagna es un reconocido peronista y ha venido a sumarse a esta voz mayoritaria de todo el peronismo del país que quiere que Kirchner sea el presidente del partido justicialista".
El gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, reiteró su respaldo al acuerdo entre Kirchner y Lavagna, al que consideró como "auspicioso" y "absolutamente positivo". "El liderazgo de Kirchner es indiscutible y su capacidad política para vertebrar el consenso entre distintas expresiones internas tiene en Lavagna un marco de mayor consolidación para la conducción global del justicialismo", sostuvo.

Capitanich estimó que con la conducción de Kirchner "va a propiciar un proceso de transformación cualitativa" y destacó que el acuerdo coincide con el criterio de la presidenta Cristina Fernández cuando "manifiesta la necesidad de propiciar un marco de calidad institucional".

Asimismo, el titular del bloque de diputados nacionales kirchneristas, Agustín Rossi, dijo que la decisión de Lavagna de participar del "proceso de reconstrucción del PJ debajo de la conducción de Néstor Kirchner" significa reconocer que el ex presidente "es la figura más importante del Justicialismo". Y aseguró que también significa un reconocimiento a que esa reorganización partidaria responde a "parámetros de amplitud, pluralidad y de que existan los distintos matices y visiones dentro del PJ". Por su parte, el gobernador de Santa Fe, el socialista Hermes Binner, destacó el acuerdo como una "recomposición" del partido justicialista y señaló que la idea "debiera ser imitada" por otros partidos.

"Tenemos que vivir estas situaciones como un reencuentro de los partidarios en un mismo partido. Es importante que se repongan y se recompongan los partidos políticos porque es la base de la renovación democrática en nuestro país, de acuerdo a nuestra Constitución y leyes", dijo en diálogo con radio Continental.
Desde la oposición, el ex candidato presidencial por Recrear, Ricardo López Murphy, recordó que durante la campaña dijo que "Lavagna era un kirchnerismo de bajas calorías, edulcorado, y que no podían ser que las alternativas de la sociedad fuesen la esposa del presidente y un ministro del presidente".
"Ahora han unido las distintas fracciones de la fuerza gobernante y es entendible desde la perspectiva de Kirchner, que ha logrado agrupar todas sus fuerzas".


COMENTARIOS