CON LA MIRADA EN 2015

Con Cristina alejada de la escena, se enciende la carrera por la sucesión

Varios dirigentes de distintos partidos ya expresaron la voluntad de postularse como candidatos a la presidencia.

El cumplimiento del segundo mandato consecutivo de la presidenta Cristina Kirchner y su confirmación de que no intentará forzar una tercera gestión a partir de diciembre de 2015, abrió la carrera para la Primera Magistratura a la que ya se anotaron un buen puñado de dirigentes de todo el arco político.

Además de aquellos que desde hace un tiempo ya son número puesto para las elecciones de octubre del año próximo, como el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y el diputado y líder del Frente Renovador, Sergio Massa, también ya reconocieron sus aspiraciones el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, además de los exmandatarios santafesino y mendocino, Hermes Binner y Julio Cobos, que podrían confluir en un frente no peronista junto con el GEN de Margarita Stolbizer y la alianza Unen de Elisa Carrió y Fernando “Pino” Solanas.

En ese contexto, durante las últimas semanas también se animaron a anotarse otro dirigentes algo menos esperados, como el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo (“Si saco adelante el transporte público, después juego cualquier partido”, dijo días atrás) y hasta el senador ultrakirchnerista Aníbal Fernández sostuvo que “no descarta” ser candidato a presidente en 2015.

Entre los actuales gobernadores, además de Scioli, también se encuentran otros referentes provinciales que sueñan con recibir la banda presidencial de manos de Cristina Kirchner el 10 de diciembre del año próximo, entre ellos, el cordobés José Manuel de la Sota, desde una posición más opositora al kirchnerismo, y el entrerriano Sergio Uribarri y el salteño Juan Manuel Urtubey, como eventuales “sucesores” del actual proyecto.

También el gobernador de Chaco, en uso de licencia, y jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, aspira a suceder a la Presidenta, aunque las turbulencias que debió afrontar desde que asumió el cargo en la Nación parecieron impactar negativamente en su imagen.

“La carrera presidencial ya está instalada este año. No creo que se aceleren los tiempos porque ya está activo ese proceso, sobre todo en la oposición, pero va a tener un freno en el Mundial y después retomará”, consideró la consultora y socióloga Analía del Franco.

Del Franco identifica actualmente a Scioli y Massa como los candidatos con mayores posibilidades de imponerse en las elecciones y por debajo observa a Macri y luego al posible frente que se armaría entre la UCR y el socialismo, que liderarían Cobos o Binner.

En lo que refiere al oficialismo, la consultora ve a Scioli como el candidato fuerte aunque considera muy factible que “alguien aparezca para dar pelea en una interna” con el gobernador (mencionó a Urribarri y Randazzo) e incluso sostuvo que al exvicepresidente de Néstor Kirchner “le conviene que alguien se presente a darle pelea”.

La ausencia pública de la Presidenta contribuyó a la aceleración de la campaña, que por estas semanas se mantiene tranquila y se circunscribe mayormente a actividades en la costa atlántica y distintos centros turísticos del país.

Con la finalización del período vacacional y el comienzo de las sesiones en el Congreso Nacional, se espera que las pujas y los acercamientos en busca de alianzas se profundicen, aunque la situación del Frente para la Victoria dependerá del rol que adopte la primera mandataria, quien ya lleva casi 40 días sin aparecer en público.

COMENTARIOS