PARA EVITAR UNA POSIBLE NUEVA REBELIÓN DE LA POLICÍA LOCAL

Confirman el envío de mil gendarmes a Córdoba

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, confirmó ayer el envío de mil gendarmes a Córdoba, a fin de evitar una posible nueva rebelión policial en la provincia, luego de que el gobernador, José Manuel de la Sota, solicitara colaboración a la Casa Rosada. "Vamos a enviar mil agentes de las fuerzas federales a Córdoba para evitar cualquier tipo de acción que implique medidas de carácter extorsivo, no se puede actuar bajo extorsión", señaló Capitanich.
El envío de gendarmes fue solicitado por De la Sota luego de que se separara de sus funciones a un grupo de policías que habrían impulsado un nuevo autoacuartelamiento, tras la protesta de diciembre pasado, cuando la rebelión policial derivó en saqueos y distintos episodios de violencia.
En conferencia de prensa en la Casa Rosada, Capitanich sostuvo que "nadie que porte armas en resguardo de la seguridad ciudadana puede extorsionar a los gobiernos", indicó el funcionario.
En tanto, familiares del personal de la fuerza encabezaron una protesta frente a la Jefatura de Policía, en respaldo del pedido policial.
Ayer llegó a la ciudad de Córdoba el primer grupo de gendarmes, encabezado por el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, quien además mantuvo una reunión con el gobernador De la Sota.

COMENTARIOS