Son los "villanos"

El anuncio de Jorge Capitanich causó sorpresa en Brasil, ya que allí el tomate es considerado un "villano de la inflación". En Río de Janeiro, por ejemplo, el precio del tomate sufrió a mitad del año pasado un aumento sideral del 94%, según informa el sitio de Globo. Y en diciembre, el producto tuvo un alza del 26% y fue uno de los factores fundamentales de la inflación en esa región.

COMENTARIOS