CIUDAD DE BUENOS AIRES

Vidal: "El subte debería costar 7 pesos"

El precio del boleto será de 3,50 pesos desde el martes. Pero la vicejefa de Gobierno de la Ciudad advirtió que "está arriba de los 7 pesos" lo que "realmente cuesta" el viaje.

La vicejefa de Gobierno de la Ciudad, María Eugenia Vidal, señaló hoy que "está arriba de los 7 pesos" lo que "realmente cuesta" el viaje en subte y atribuyó la diferencia entre ese valor y los 3,50 pesos que valdrá el viaje a partir del martes a "los años en que no se hicieron las inversiones", mientras el servicio estuvo en manos de la Nación.


"Hay una brecha importante entre lo que realmente cuesta el servicio, que está arriba de los 7 pesos por usuario, y lo que se va a empezar a cobrar (3,50 pesos). Esto tiene que ver con muchos años en que no se hicieron las inversiones necesarias mientras el servicio fue administrado por el gobierno nacional", dijo la funcionaria, en un comunicado.


Informó también que desde este jueves ya se puede tramitar la tarifa social para el subte en las ventanillas de Subtepass de las estaciones Avenida de Mayo (Línea C), 9 de Julio (Línea D) y Federico Lacroze (Línea B).


"Serán beneficiarios todos los que estén recibiendo planes sociales de la Ciudad y de la Nación, para lo cual deberán presentar el documento de identidad y el certificado de tales planes", explicó Vidal y ratificó que continuará la tarifa subsidiada para docentes y estudiantes y los pases libres para jubilados y personas con discapacidades.


Por su parte, el presidente de Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado (Sbase), Juan Pablo Piccardo, destacó este jueves las "inversiones" que se realizan en los subtes y sostuvo que "la gente tiene que sentir que todos los días viaja un poco mejor".


"La gente tiene que sentir que todos los días viaja un poco mejor. Ya compramos coches nuevos y otros usados para tener un mejor servicio a partir del año que viene", dijo el funcionario, en una entrevista que le concedió a la radio El Mundo.


"Nuestra política ferroviaria es absolutamente distinta a la del Gobierno nacional: nosotros le damos prioridad al usuario. Con la tarifa de 3,50 pesos todavía estamos recibiendo, a través de los impuestos que paga la gente, el 50% del costo del servicio, por eso decimos que una tarifa de 2,50 refleja un tercio del costo del servicio", explicó Piccardo.


El funcionario formuló estas declaraciones a cinco días de que se aplique una suba de un 40 por ciento en la tarifa del subte, que pasará a costar 3,50 el martes, día en que también empezará a regir un abono social a 2,50 pesos.


El abono social está dirigido a "beneficiarios del Plan Jefes y Jefas de Hogar, personas en situación de desempleo crónico o recurrente; personas que acrediten poseer ingresos familiares que se encuentren por debajo de la canasta básica familiar que publica el INDEC o personas que acrediten encontrarse en situación de indigencia".


También está destinado a "beneficiarios del subsidio por la tragedia de Cromañón, excombatientes de Malvinas y todos aquellos grupos identificados por normas vigentes de la Ciudad de Buenos Aires con necesidades especiales o en situación de alta vulnerabilidad social".


"El incremento del subte refleja la inflación, que es un flagelo que vivimos todos los días. Nuestro criterio es intentar tener recursos para mejorar el servicio, le damos prioridad a la inversión y a la mejora de la calidad del servicio", dijo Piccardo.


El funcionario señaló que "para obtener el abono social, la gente se debe presentar en las oficinas de Subte Pass y presentando su DNI va a poder acceder a un boleto social".


Los trámites se realizarán en los centros de Metrovías de las Estaciones Avenida de Mayo, 9 de Julio y Federico Lacroze, de lunes a viernes de 8:00 a 17.30.

COMENTARIOS