Expulsarán a alumnos porteños por el ataque a una iglesia

El hecho ocurrió en la Iglesia San Ignacio de Loyola y los alumnos pertenecen al Colegio Nacional de Buenos Aires.

El rector del Colegio Nacional de Buenos Aires, Gustavo Zorzoli, adelantó ayer que los cinco alumnos responsabilizados por los daños perpetrados a la Iglesia San Ignacio de Loyola, lindante con la escuela, “van a perder su condición de alumnos y tendrán que cursar en otro colegio”.


El docente señaló que “los alumnos que profanaron la Iglesia recibirán sanciones diferenciadas de quienes tomaron el colegio. Van a perder su condición de alumnos y tendrán que continuar sus estudios en otro establecimiento, a menos que la fiscalía me demuestre lo contrario”.


El rector consideró que “en el motivo de la lucha estudiantil no tiene que ver la toma con la profanación”, dijo al referirse a la iglesia.


Y en cuanto a la toma propiamente dicha, el rector del Nacional de Buenos Aires dijo que aplicará “un importante paquete de amonestaciones” a 25 alumnos del colegio preuniversitario, a raíz de la toma de diez días realizada en rechazo a la aplicación del nuevo diseño del secundario en la ciudad de Buenos Aires.


Zorzoli manifestó que las sanciones serán comunicadas por los “vicerrectores de todos los turnos”, y precisó que los estudiantes “por acumulación de amonestaciones pueden perder la condición de alumno regular, por lo cual tendrán que estudiar más y rendir exámenes en diciembre”.


El rector del colegio dependiente de la Universidad de Buenos Aires sostuvo asimismo que en vez de rector, tendría que sacar una matrícula de abogado, ya que recorre “tribunales y fiscalías por las denuncias policiales tanto por el ataque a la Iglesia como a las amenazas de los skinheads en la puerta del colegio”.


COMENTARIOS