AUTOMOTRICES Y AUTOPARTISTAS

Presión a terminales para lograr dólares

El Gobierno aumentó la presión sobre terminales automotrices y autopartistas para acelerar el proceso de sustitución de importaciones reduciendo los plazos para la aceptación de las piezas nacionales, siempre y cuando se mantengan los "estándares de calidad internacional". La ministra de Industria, Débora Giorgi, informó que los fabricantes de autopartes dispondrán de 30 días para presentar la estructura de costos ante la Secretaría de la Competitividad, en caso de que haya diferencias de precios entre las partes nacionales y las importadas.
La decisión se enmarca dentro de un escenario en el que el país necesita frenar la salida de dólares, ante el creciente deterioro de la cuenta financiera, aunque respetando las altas exigencias de calidad que tienen las terminales.
La funcionaria dio detalles a los representante de la cadena automotriz autopartista de la nueva operatoria, durante una reunión en Hacienda. 

COMENTARIOS