CON CRITICAS AL GOBERNADOR BONFATTI Y AL GOBIERNO POR LA INSEGURIDAD

Reutemann catapulta a Daniel Scioli como el "heredero del kirchnerismo"

El senador nacional por Santa Fe admitió que el gobernador bonaerense "tiene buena imagen" y deslizó críticas al PJ de esa provincia: "Siempre me miraron de reojo".

El senador nacional Carlos Reutemann afirmó ayer que el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, “aparece como el heredero natural del kirchnerismo”, aunque aclaró que hace al menos “siete u ocho años” que no habla con él.
Al considerar las aspiraciones presidenciales de Scioli, el exgobernador santafesino manifestó que “está muy lanzado; tiene buena imagen”.
El excorredor de Fórmula Uno aclaró también que no participó de ninguno de los actos que se realizaron anteayer por el Día de la Lealtad Peronista: “Los escuché por la radio”, indicó.
Dijo que no lo invitaron al acto que se realizó en Santa Fe, con la presencia del propio Scioli y de sus pares de Entre Ríos, Sergio Urribarri, y de Salta, Juan Manuel Urtubey, para respaldar la candidatura de Jorge Obeid, pero resaltó: “Sé que me tiraron flores”.
El senador se quejó de la actitud que, según él, “siempre” tuvo la dirigencia peronista santafesina hacia su persona.
“Los dirigentes del PJ siempre me miraron de reojo, como sapo de otro pozo”, consideró.
También le pegó al gobernador, Antonio Bonfatti, y, al referirse al atentado que sufrió en su casa y las amenazas recibidas a través de mensajes de texto, sostuvo que “los socialistas tienen un problema serio con la seguridad”.
“Es un problema serio, serio. No están gobernando desde ayer; hace seis años que están. Y la autoridad máxima de la seguridad es el gobernador. Si balean la casa del gobernador, qué le queda al que anda todos los días por las calles”, sentenció.
Por último, Reutemann insistió que “el resultado de esta gestión en seguridad es lamentable” y advirtió que “el tema de la seguridad está desmadrado”.
“Tienen un jefe de policía que está siendo investigado. A veces, hablan como diciendo el problema no sé de quién es, no sé de dónde vienen. Pero el problema es de los santafesinos y del gobierno”, concluyó. 

COMENTARIOS