ES EN LA CAUSA POR LAVADO DE DINERO

Báez pide que declare un allegado a Carrió

En el marco de la causa en la que está imputado por lavado de dinero, el empresario Lázaro Báez reclamó que declare como testigo un escribano para que aclare las distintas versiones que dieron Horacio Quiroga, ex presidente de dos empresas petroleras del sureño, y la diputada Elisa Carrió.
Se trata del escribano Guillermo Emilio Coto, quien rubricó una declaración que Quiroga hizo en el departamento de Carrió, en la que sostuvo que "las indicaciones y órdenes las recibía Báez de (el expresidente) Néstor Kirchner", según fuentes judiciales.
Horacio Quiroga le dijo a la revista "Noticias" que Kirchner dio en préstamo de siete millones de dólares en efectivo para las empresas y que vio cuando los contaban en una mesa, pero ante el juez federal Sebastián Casanello señaló que no le constaba que el ex presidente haya dado ese dinero.

COMENTARIOS