SU PRÓXIMA EDICION, DE 2008, SE LLAMARÁ "ASAMBLEA CIUDADANA AMBIENTAL"

El carnaval de Gualeguaychú también quedó contaminado por Botnia

Se trata de un reconocimiento a la lucha de los ambientalistas de esa ciudad. Además, habrá merchandising contra la pastera. Hay cortes en Entre Ríos.

Símbolo máximo de la ciudad hasta la aparición del conflicto bilateral con Uruguay, el carnaval de Gualeguaychú se sumará una vez más a la lucha ambientalista contra la pastera Botnia y denominará a su próxima edición "Asamblea Ciudadana Ambiental".

Así lo definió la Comisión de Carnaval de la ciudad entrerriana, para que la edición 2008 del evento, que comenzará el 5 de enero próximo, demuestre el "reconocimiento" de los vecinos a las actividades de la Asamblea en repudio de la instalación de la papelera en Fray Bentos, Uruguay.

Además, en el "corsódromo", la Asamblea volverá a tener un lugar especial para vender su merchandising: calcos, paraguas, remeras y todo tipo de objetos con la leyenda "No a las papeleras".

"La máxima fiesta a cielo abierto del país", como se denomina al carnaval en Gualeguaychú, concentrará así su mensaje en la defensa del medio ambiente y el rechazo a la puesta en funcionamiento de la pastera.

Por su parte, el abogado uruguayo Gustavo Casola Perezutti, quien representará a la Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú ante los tribunales de Montevideo, se mostró confiado en la estrategia iniciada con el objetivo de detener el funcionamiento de Botnia.

Casola Perezutti aseguró que su intención al representar a los asambleístas es "frenar el funcionamiento" de la pastera finlandesa y rechazó que por eso sea un "traidor" al Uruguay. "Yo no sé si soy traidor por defender la tierra, el aire y el agua", expresó el letrado en declaraciones a Radio 10.

Según se anunció, la Asamblea Ciudadana Ambiental realizará dos presentaciones en Montevideo patrocinadas por Casola Perezutti.

Según se supo, la primera petición patrocinada por Casola Perezutti será "una diligencia preliminar en la que se le requerirá al Estado uruguayo que proporcione toda la información disponible sobre Botnia".

La medida podría derivar en una presentación similar ante la Unión Europea y en un nuevo pedido al Gobierno argentino para que solicite otra "medida cautelar" ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Siguen los bloqueos
Los asambleístas de Colón cortaron ayer el paso que une a esa ciudad con la uruguaya de Paysandú en rechazo a la pastera Botnia, mientras que sus pares de Concordia no pudieron sumarse debido a que Gendarmería les impidió el bloqueo.

De esta forma, sólo los vecinos de Colón imitaron a los ambientalistas de Gualeguaychú, que el martes cumplirán un año en el corte del puente internacional que conecta a esa localidad con Fray Bentos en protesta por la instalación de la pastera en la costa del río Uruguay.

En tanto, las autoridades municipales de Gualeguaychú y de las universidades de Buenos Aires y Luján se sumaron a la vigilancia ambiental que desarrolla en la región la Comisión Nacional de Energía Atómica.

COMENTARIOS