None
EN EL MARCO DE LA VISITA DE ESTADO DEL PRESIDENTE DE PARAGUAY, HORACIO CARTES

Cristina saludó la "reconstitución del Mercosur" junto al líder paraguayo

En el Museo del Bicentenario, la Presidenta destacó el potencial energético entre ambos países. Además felicitó a Cartes por su "decisión de combatir la pobreza", quien valoró la unidad de los dos países.

La presidenta, Cristina Fernández, saludó ayer la "reconstitución del Mercosur" que significó la visita de Estado de su par del Paraguay, Horacio Cartes, en la Casa de Gobierno, a quien felicitó por "su decisión de combatir la pobreza".
La Presidenta además advirtió, en una posible referencia a la incorporación de Venezuela al Mercosur, resistida por el Paraguay, que "en un mundo cada vez más complejo" donde "la energía proveniente del gas y del petróleo" podrían "tornarse en precios muy altos" dichos combustibles.
Esa situación, advirtió, podría poner "en dificultades a todas aquellas economías cuya matriz energética depende de los combustibles hidrocarburíferos", completó la Presidenta, en el almuerzo compartido por ambos mandatarios en el Museo del Bicentenario.
Allí, la jefa del Estado indicó que la de Cartes "no solo es una visita de Estado, es la reconstitución de un instrumento de política de Estado como es el Mercosur, y que significa para argentinos y sudamericanos un poderosísimo instrumento para seguir desarrollando y creciendo nuestros países".
Además, saludó "esta nueva instancia del Paraguay" en que fue elegido democráticamente Cartes, tras el golpe legislativo contra Fernando Lugo, y "una gran oportunidad de profundizar los lazos, de utilizar toda ese inmensa energía hidroeléctrica" de la represa binacional Yacyretá.
Cristina Fernández elogió la decisión de Cartes, expresada al asumir, de "combatir la pobreza", de no querer "exportar más pobres a la Argentina. Ese debe ser el gran objetivo de todos los gobernantes".
Cartes, a su turno, dijo que le "llenó de honor" la presencia de la Presidenta en su asunción, tras el enfriamiento de las relaciones por la salida de Lugo, y destacó que "nos unen muchas cosas, más de un millón de compatriotas que viven en Argentina".
Las intervenciones de los presidentes fueron interrumpidas varias veces por problemas de sonido, a lo cual la Presidenta, con humor, expresó: "He decidido echar al electricista a cargo del mantenimiento".
La Presidenta le entregó a Cartes el sable del General José de San Martín, que había legado a Juan Manuel de Rosas, y que este a su vez había entregado al prócer paraguayo, mariscal Francisco Solano López.
El Paraguay, dijo, fue "víctima de esa vergüenza que aún nos duele que fue lo que se denominó Guerra de la Triple Alianza, y que yo denominaría la masacre y homicidio paraguayo".
Además, anunció que en la primera visita que realice al vecino país, entregará "todo el mobiliario que le fuera secuestrado al mariscal y que hoy está en un museo de Entre Ríos".

COMENTARIOS