None
ECONOMÍA

Bonistas defienden la reapertura del canje de la deuda argentina

El magnate David Martínez, dueño del fondo Fintech Advisory, confesó estar "harto" de la disputa judicial entre el país y los fondos buitres, y apoyó la decisión oficial.

El magnate David Martínez, el dueño del fondo Fintech Advisory y uno de los bonistas que ingresó a los canjes de deuda que realizó la Argentina, confesó estar "harto" de la disputa judicial entre el país y los fondos buitres, y por eso respaldó la decisión de la Casa Rosada de reabrir ese mecanismo de pago.
Según dijo, "acá el problema no es que la Argentina no quiere pagar, sino que no quiere pagar a quien busca sacar ventaja de lo que cobraron los otros".
"Los bonistas y las terceras partes también estamos hartos de todo esto y ésta es una solución.
Sí, nosotros entraríamos a un canje por ley local porque elimina la incertidumbre de la ley Nueva York.
Creo que la reacción del Gobierno es oportuna"", sostuvo el mexicano Martínez.
En declaraciones al matutino El Cronista publicadas este martes, el empresario -que en la Argentina posee el 40 por ciento de CableVisión- hizo referencia al fallo de la Cámara de Apelaciones de Nueva York, que benefició a los fondos buitres.
"Sólo puedo decir que es sorprendente el lenguaje sobre el daño a las terceras partes. Los jueces dicen ‘no tienen que venir a imponer nada’. Pero no queremos imponer nada excepto que no se viole nuestra propiedad. Si la Argentina no le paga a los bonistas del canje no es un problema de la Argentina.
Pero este último fallo fue consistente con la miopía con la que esta gente juzga los contratos", se quejó el multimillonario.
A su criterio, luego de los canjes que ya concretó el país "hay mucha gente que quedó varada pero que no está en el grupo de litigantes. La Corte (de Estados Unidos) tampoco los acogió, son holdouts desamparados, a los que la Corte no defiende porque no son litigantes y no tienen los bolsillos para pagar abogados. Pero claro que este tercer canje no es de esperar que tenga impacto en los demandantes".
Para Martínez, "hay mucha incertidumbre sobre si la Corte va a tomar el caso. Y tampoco se sabe si va a revertir estas dos decisiones de Cortes inferiores. Si dejara todo así, la Argentina no puede pagar y el Bank of New York no puede entregar el dinero a quien pertenece".
"Así que creo que lo mejor, lo más certero, es que se haya un cambio y se termine con la incertidumbre.
Y tiene sentido que sea en Buenos Aires (los pagos de bonos) porque, por ejemplo, muchos bancos europeos con sucursal en Nueva York podrían ser presa", añadió.

COMENTARIOS