ROMINA BÁEZ, HERMANA DE JONATHAN, UNA DE LAS VÍCTIMAS DEL ACCIDENTE DE ONCE

"Esta tragedia nos cambió la vida"

En toda tragedia hay diversas patas que la componen: una son las víctimas del hecho y otra, muy importante, sus familias.
Familiares y amigos de las 51 víctimas de la tragedia de Once lidian, desde hace un año, día a día, con el dolor, la ausencia y la impotencia que les provoca la falta de respuestas y de medidas. Pelean todos los días para que esta causa no quede, como muchas otras, cajoneada en medio de fojas judiciales de algún juzgado de Buenos Aires.
"Esta tragedia nos cambió la vida entera. A toda la familia. Nos destruyó. Es terrible vivir así, es todos los días levantarnos y darnos cuenta de que ya no está y no entender cómo. Porque fue una tragedia, no fue algo que paso naturalmente. A doce meses todavía no sabemos cómo seguir adelante”, relata, muy angustiada, Romina Báez, hermana de Jonathan una de las víctimas.

COMENTARIOS