None
CUENTAS PÚBLICAS

El Gobierno sube el gasto

El déficit ya se dispara por encima de los 53.000 millones de pesos para este año.

El Gobierno nacional continúa subiendo el gasto público y eso dispararía el déficit fiscal financiero de este año hacia los 53.000 millones de pesos, según estimaciones del Estudio Bein & Asociados. Esta semana Cristina Fernández autorizó nuevas partidas presupuestarias por $ 11.716 millones, de los cuales sólo 4.463 millones serán refrendados con mayores ingresos, mientras que el resto –unos $ 7.253 millones– se sumarán al rojo de las cuentas públicas y se cubrirán con emisión monetaria, lo cual a su vez empujará la inflación.
En los primeros nueve meses del año, y a pesar de haber tomado $ 17.000 millones del BCRA y la ANSeS, el rojo fiscal alcanzó los $ 16.121 millones, y triplicó el desequilibrio acumulado en igual período de 2011. En octubre hubo otra ampliación del gasto previsto en el Presupuesto 2012 de $ 11.377 millones, a la que se suma la decidida esta semana por otros $ 11.716 millones.
Economistas esperan para diciembre otra Decisión Administrativa "ómnibus" por más de $ 20.000 millones, entre otros rubros, por el pago del cupón PBI (U$S 3.500 millones). Con estos números, y aún con ayudas del BCRA y ANSeS por $ 20.000 millones, el rojo fiscal de este año podría rondar los $ 53.000 millones, señala el Estudio Bein, mientras que el desequilibrio del 2011 había sido de $ 30.663 millones.
No obstante, para 2013 se espera que el rojo disminuya, ya que por el menor crecimiento de la economía no habrá que pagar el cupón PBI.
Un problema de esta coyuntura es que ante estos números adversos, en los últimos meses el Gobierno desaceleró las transferencias de fondos a las provincias y pagos de gastos de capital e infraestructura. Así, el gasto en septiembre creció 18,3% en comparación con el mismo mes de 2011, mientras que el alza en agosto había sido 28%.
Hace cuatro meses que el gasto en transferencias de capital está cayendo y lo mismo sucede con las transferencias al sector privado por la desaceleración de la economía, porque el precio internacional de los combustibles no aumentó y por las quitas de subsidios que hubo a fines de 2011, de acuerdo con un trabajo de la consultora Abeceb.com, que dirige Dante Sica.
Este escenario de las cuentas públicas explica por qué 18 de 24 provincias subieron sus impuestos, indica el instituto IARAF.
El presupuesto del 2013 prevé que el gasto público ascenderá a los $ 563.323,7 millones y subirá 16% con respecto al 2012. Este complejo escenario explica, además, por qué el Gobierno aceleró la suba de tarifas para achicar la factura de subsidios y no ajustó –salvo la exención del medio aguinaldo para trabajadores en relación de dependencia y jubilados— el mínimo no imponible y las escalas salariales del Impuesto a las Ganancias quedándose con un ingreso "extra" de $ 6.000 millones.
De acuerdo con especialistas, este cuadro explica por qué la tasa de inflación no baja del 25% y hasta se espera una suba por el mayor ritmo de devaluación del peso y la brecha cambiaria del 30% entre el dólar oficial y el paralelo.

COMENTARIOS