None
FUNCIONARIOS Y LEGISLADORES OFICIALISTAS MINIMIZAN SU IMPACTO

Rechazo del kirchnerismo al duro documento difundido por la Iglesia

Mientras el senador Aníbal Fernández planteó suspicacias por darse a conocer antes del 7D; el vicepresidente, Amado Boudou, dijo que "a nadie le importa".

Funcionarios y legisladores del oficialismo salieron ayer a rechazar el documento difundido por la Iglesia y a minimizar su impacto, por considerar que no hay "una profunda crisis nacional, ni una crisis educativa" y lo vincularon con la proximidad del 7 de diciembre, cuando vence la medida cautelar sobre la Ley de Medios.
En tanto, desde distintos sectores de la oposición cuestionaron al vicepresidente, Amado Boudou, quien sostuvo que "a nadie le importa" el planteo de la Iglesia, y lo acusaron de "ignorar la realidad" y "no escuchar a los distintos sectores de la sociedad".
La Conferencia Episcopal Argentina, que conduce José María Arancedo, advirtió en el texto difundido el jueves pasado que Argentina corre el riesgo de caer en nuevas divisiones con "bandos irreconciliables" y criticó los "excesivos caudillismos" que menoscaban la autonomía de los poderes del Estado.
Ante la polémica que suscitó el documento, el senador kirchnerista Aníbal Fernández minimizó las advertencias y planteó ciertas suspicacias al afirmar que "parece que hay vocación de presentar el documento antes del 7 de diciembre", cuando vence el plazo para la puesta en marcha para la Ley de Medios.
"¿Qué hace el documento de la Iglesia en este día? Parece que hay vocación de presentarlo previo al 7 de diciembre porque siempre lo hicieron después, no entiendo qué es eso", ironizó el ex jefe de Gabinete.
El ministro de Educación, Alberto Sileoni, también mostró su repudio al documento y explicó que en el kirchnerismo "no vemos una profunda crisis nacional, ni una profunda crisis en la educación, ni una adolescencia angustiada", dijo durante el acto de apertura de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo.
El titular de la CTA oficialista, Hugo Yasky, apuntó sus críticas contra la Iglesia porque "se compromete con los poderosos" y les recordó que "hablan sobre el riesgo de caer en 'bandos irreconciliables', queriendo estar por encima del bien y del mal, cuando en realidad siempre estuvieron del mismo lado, que no es justamente el de los más débiles".

COMENTARIOS