None
CACEROLAZO ANTIKIRCHNERISTA

Masivas protestas contra el Gobierno en la Capital Federal y el interior del país

A la Plaza de Mayo llegaron más de 100 mil personas para protestar contra la administración de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. La manifestación, convocada por las redes sociales, se replicó en ciudades del interior del país.

Masivas columnas de manifestantes confluyeron ayer en la Plaza de Mayo y en las principales ciudades del país, donde desplegaron cacerolazos con diferentes reclamos, en la protesta de mayor envergadura contra el Gobierno nacional registrada desde el conflicto con el campo en 2008.   
Manifestantes críticos de la administración kirchnerista, autoconvocados a través de las redes sociales, se movilizaron en repudio a una posible re-reelección de la presidenta Cristina Kirchner y contra la “inseguridad”, “el cepo al dólar” y “la falta de libertad de expresión”, entre otros temas.   
Con pancartas críticas, además de cacerolas, cucharas, latas y diversos elementos metálicos, los manifestantes hicieron gran ruido en la tradicional plaza porteña, donde se dispuso un fuerte operativo de seguridad con un vallado completo a lo ancho de la plaza y llegando incluso hasta ambas veredas, cerrando totalmente el paso de autos y transeúntes durante la movilización.

En todo el país
    
La postal se repitió en las principales ciudades del país como Rosario, Córdoba, Mendoza, San Miguel de Tucumán, Bariloche, Salta y La Plata, mientras que diversos dirigentes de la oposición se hicieron eco de los reclamos y apoyaron la protesta.
Los manifestantes se concentraron en distintos puntos de la Ciudad de Buenos Aires y cerca de las 19 comenzaron a llegar los primeros a Plaza de Mayo, mientras que una hora más tarde arribaron nutridas columnas de vecinos, especialmente por la Avenida de Mayo y por la Diagonal Norte.  
Si bien las policías Federal y Metropolitana no informaron oficialmente la cantidad de manifestantes, ambas fuerzas calcularon que en la Plaza de Mayo y sus inmediaciones protestaron más de 100 mil personas.
Los vecinos llevaron carteles críticos y en algunos casos ofensivos hacia la presidenta Cristina Kirchner y también una gran cantidad de cacerolas y banderas argentinas.
“No te tenemos miedo”, “Chau Relato”, “Basta de Inseguridad” y “Yo no la voté”, rezaban los carteles elaborados para la ocasión, donde no hubo presencia de banderas de organizaciones políticas.   
“Si miran bien la composición de la marcha se dan cuenta que acá no está el Jockey Club, no está la oligarquía”, evaluó en plena plaza el diputado del peronismo disidente, Eduardo Amadeo, en diálogo con periodistas.

Reclamos

Los principales reclamos y temas que motivaron la movilización fueron “la reforma de la Constitución” que impulsa parte del kirchnerismo para habilitar un mandato más de la jefa de Estado, la “inseguridad”, “la falta de libertad de expresión”, “el mínimo no imponible”, el cepo al dólar”.
También cantaron en varias ocasiones el himno nacional, mientras que pasadas las 21 comenzaron a desconcentrarse.   
Protestas similares se desarrollaban en simultáneo en ciudades como La Plata y en otros importantes distritos del interior como Rosario y Córdoba.   

Cristina

La Presidenta, en tanto, evitó responder directamente al encabezar un acto en San Juan, aunque pareció referirse a la protesta cuando señaló que no la van a poner “nerviosa”.
Además, la jefa del Estado aludió a su posible re-reelección al señalar que en el lugar “donde le toque estar” seguirá “trabajando y militando”.   
Mientras miles de personas marchaban a la Plaza de Mayo, la presidenta en San Juan remarcó que “vivimos en un país tan diferente al de 2002”, y subrayó que “lo peor que le ha pasado al país han sido los cataclismos de horribles gobiernos que hundieron a los argentinos en crisis institucionales, sociales y culturales”. 

COMENTARIOS