MANEJABA UN MILLONARIO CAUDAL DE FONDOS POR REINTEGROS

El Gobierno decidió disolver la APE

En lo que se vislumbra como un nuevo golpe al moyanismo (el líder de la CGT venía reclamando una deuda millonaria), el Gobierno disolvió la Administración de Programas Especiales, un organismo que manejaba un millonario caudal de fondos por los reintegros que debía girar a las obras sociales sindicales por operaciones e intervenciones de la Superintendencia de Servicios de Salud.
La APE quedará absorbida dentro de la estructura organizativa de la Superintendencia de Servicios de Salud, cuyos principales funcionarios fueron reemplazados. La única excepción es la titular de la Superintendencia de Salud, la ultrakirchnerista Liliana Korenfeld que asumió en el cargo a principios de mes. 

COMENTARIOS