"Hecho prudente"

El titular de la Auditoría General de la Nación (AGN), Leandro Despouy, consideró ayer que la decisión del Gobierno nacional de suspender el contrato con la empresa que supervisa la tarjeta SUBE "es un hecho prudente" ante "la posibilidad de que exista una irregularidad o un hecho de corrupción". "Me parece positivo que nos planteen a nosotros como órgano de control, con la posibilidad de llevar a cabo una auditoría", señaló.

COMENTARIOS