None
LA CAMARA ALTA SE APRESTABA A VOTAR LA INICIATIVA PARA LUEGO GIRARLA A DIPUTADOS

El Senado votaba la media sanción al proyecto de nacionalización de YPF

Con el oficialismo y sus aliados, más el apoyo en general del radicalismo y el bloque del Frente Amplio Progresista, el proyecto del Gobierno cuenta con un amplio respaldo de votos para conseguir la media sanción.

El Senado debatía al cierre de esta edición el proyecto de ley impulsado por el Poder Ejecutivo que prevé la expropiación del 51 por ciento de las acciones de la petrolera Repsol-YPF, una iniciativa que cuenta con el respaldo de los legisladores del oficialismo y de los principales bloques de la oposición, como el radicalismo y el Frente Amplio Progresista.

Por su lado, las senadoras de la Coalición Cívica, María Eugenia Estenssoro, y del FAP, Norma Morandini, anticiparon que se abstendrán a la hora de votar.

En tanto, ya adelantaron su voto en contra los peronistas puntanos Adolfo Rodríguez Saá y Liliana Negre de Alonso; el salteño Juan Carlos Romero y el senador de la Alianza Frente Compromiso Federal de San Juan, Roberto Basualdo.

El debate del proyecto oficial se inició a las 10.30 de ayer y su votación se preveía para la medianoche.

A través del texto del proyecto original del Frente para la Victoria, se impulsa además la expropiación de la firma YPF Gas, también controlada por la española Repsol.

El proyecto declara "de utilidad pública y sujeto a expropiación el 51 por ciento del patrimonio de YPF Sociedad Anónima representado por igual porcentaje de las acciones Clase D de dicha empresa pertenecientes a Repsol YPF S.A., a YPF Gas, sus controlantes o controladas en forma directa o indirecta".

Como miembro informante, el senador nacional por el FPV de Neuquén, Marcelo Fuentes, sostuvo que el oficialismo es "consciente de que la sola expropiación no soluciona el problema" sino que "es el inicio de la solución, para dar soberanía energética al Estado argentino".

Fuentes consideró que la iniciativa "no es un acto caprichoso" del Poder Ejecutivo sino "el corolario lógico" del proceso iniciado en 2003, con la presidencia de Néstor Kirchner.

COMENTARIOS