El desplazado Pablo de la Torre junto a la ministra Pettovello.
El desplazado Pablo de la Torre junto a la ministra Pettovello.
A PARTIR DE UNA DENUNCIA QUE PRESENTÓ EL GOBIERNO

Capital Humano: ahora investigan contrataciones

El fiscal pidió “con urgencia” los detalles de convenios de empleos con organismos internacionales.

Los reflectores de la Justicia siguen apuntando al ministerio de Capital Humano. En medio de la polémica por los alimentos que debían distribuirse a comedores y permanecieron acopiados en depósitos, el fiscal federal Ramiro González abrió ayer una causa penal para investigar los contratos de personal que la cartera que conduce Sandra Pettovello suscribió con la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI). Es en el marco de la denuncia que el propio ministerio presentó contra el desplazado secretario de Familia y Niñez, Pablo De la Torre. 

Concretamente, trascendió que el representante del Ministerio Público citó a prestar declaración al responsable legal en la Argentina de la OEI, a la par que le solicitó a Capital Humano que “con cáracter de urgente” informe el monto total de lo pagado por el organismo internacional y envíe la lista completa de personas contratadas mediante este mecanismo. 

“El objeto procesal se centrará en investigar las contrataciones realizadas a través de la OEI con Capital Humano y las Secretarias dependiente de dicho ministerio, en miras de establecer si existieron conductas penalmente relevantes; y determinar la identidad de cada una de aquellas que participaron de la maniobra”, reza el dictamen firmado por el fiscal de la causa radicada en el juzgado de Ariel Lijo, uno de los postulados por el presidente, Javier Milei, para integrar la Corte. 

El expediente tramita en paralelo a otro que lleva el juez Sebastián Casanello por la mercadería almacenada en depósitos de Buenos Aires y Tucumán, donde se detectaron faltantes, inconsistencias y productos por vencer que, tras el escándalo, comenzaron a ser repartidos por el Ejército, aunque solo a comedores convenidos con la Fundación Conin. En ese marco, ayer la Cámara Federal porteña confirmó la medida cautelar que le había ordenado al Gobierno elaborar un plan de distribución de los alimentos para entregarlos a comedores populares. Una medida que fue celebrarada por el denunciante Juan Grabois:

“Ganamos la apelación. Sorpresas te da la vida. Contala como quieras Pettovello, pero tenés 24hs: repartí la comida. Nosotros, sin miedo, hasta que no falte pan en ninguna mesa”, publicó el dirigente social en redes sociales. 

En cuanto a la denuncia por los contratos, surge del expediente que, ante las demoras en los nombramientos de personal, el director de Administración de la Secretaría de Niñez, Federico Fernández, sugirió avanzar con contrataciones a través de la OEI. Pero el problema era que algunos empleados que trabajaban a la espera de su nombramiento no podían facturar por cuestiones impositivas. Además, el tope de los sueldos en estas contrataciones era de $1.300.000, mientras que los directores cobraban un aproximado de $2.500.000. 

Se planteó entonces hacer contratos por 3 meses que actualmente no estarían vigentes. 

Se explicó además que los consultores cobraban a través de transferencias bancarias, que luego extraían el dinero de sus cuentas, lo cambiaban a dólares y se lo entregaban a los funcionarios, quienes lo distribuían a trabajadores que no formaban parte de la nómina vigente y a otros a funcionarios con bajas retribuciones. “Los remanentes de dinero en dólares eran entregados a De la Torre para saldar los sueldos del personal no nombrado”, surge de la denuncia presentada por el Gobierno. 

Las contrataciones con la OEI se habrían extendido también a otras áreas. En el caso de Capital Humano, Petovello firmó los últimos convenios el mes pasado por montos que rondarían los $1.000 millones. También trascendieron acuerdos para la compra de alimentos por sumas en torno a los $7.000 millones.

COMENTARIOS
Crexller: su voto está bajo la lupa