Creció con docentes en la ruta la tensión salarial de Misiones
SEXTO DÍA DE PROTESTA POLICIAL

Creció con docentes en la ruta la tensión salarial de Misiones

Se sumaron agentes al acampe en el Comando Radioléctrico.

Con mayor presencia de efectivos y más patrulleros retenidos, la Policía de Misiones ingresa este miércoles en su sexto día de acampe frente al Comando Radioeléctrico en reclamo de mejoras salariales. Los manifestantes rechazaron la oferta del Gobierno y advirtieron que continuarán con la protesta hasta que los sueldos de los agentes se equiparen a la canasta alimentaria.

Si bien desde el Gobierno de Misiones aseguraron que el diálogo continúa con los representantes de los policías acuartelados, por ahora no está previsto que vuelvan a juntarse para ver cómo destrabar la situación. Mientras, el gobernador Hugo Passalacqua se limitó a comunicar por sus redes sociales los incrementos salariales que recibirán los policías y toda la administración pública provincial con los salarios de mayo.

El conflicto policial en Misiones es seguido muy de cerca por el Ministerio de Seguridad de la Nación, que integra el comité de crisis que pidió Misiones a fines de la semana pasada para permitir el desembarco de fuerzas federales. Este martes la ministra Patricia Bullrich dijo en radio Rivadavia que “ahí donde la Policía de Misiones no está, vamos a estar nosotros... No vamos a dejar al pueblo misionero sin seguridad”. Además, no descartó viajar a la provincia si el conflicto policial escala con el correr de los días.

El lunes y en la mañana de este martes, más policías en actividad se sumaron al acampe. Además, el número de patrulleros en el piquete de la avenida Uruguay se elevó a 35. Desde el Gobierno denunciaron que uno de esos móviles, perteneciente a la Policía Científica, fue robado a punta de pistolas por lo que suponen eran policías encapuchados, ya que el vehículo apareció un rato después en el acampe, a metros del Comando Radioeléctrico.

Los policías iniciaron el acampe frente al Comando Radioeléctrico de Posadas el viernes a la madrugada. En un primer momento la movida fue protagonizada principalmente por efectivos que ya están retirados, pero con el paso de los días fue creciendo el número de activos. En el lugar están estacionados más de 30 patrulleros y una autobomba que, aseguran en el Gobierno, fueron hurtados por los agentes.

El domingo a la mañana, fuerzas federales y policías de infantería intentaron rodear el piquete policial para impedir que se sumen docentes y personal de la salud. Todo derivó en forcejeos, empujones y golpes por parte de los policías que lograron romper el cerco humano.

El jefe de Policía, el comisario general Sandro Martínez, logró acercar posiciones con los líderes de la protesta el domingo cerca del mediodía, pero desde el Gobierno no avalaron el principio de acuerdo. El lunes el Gobierno propuso a los policías un incremento salarial del 20%, pero fue rechazado de plano.

El ministro Coordinador de Gabinete, Héctor Llera, es uno de los que se sumó a las negociaciones con los líderes de la protesta y dijo que por ahora no hay fecha para un nuevo encuentro.

COMENTARIOS