En noviembre, la economía sufrió la mayor caída mensual desde abril
INDEC

En noviembre, la economía sufrió la mayor caída mensual desde abril

La actividad económica cayó un 0,9% interanual en noviembre, y un 1,4% en la medición desestacionalizada respecto de octubre de 2023.

La actividad económica entró en fase recesiva de una manera más profunda que lo esperado hace ya dos meses. Según publicó el INDEC, la economía cayó un 0,9% interanual en noviembre, un dato mayor a lo esperado por analistas, que pronosticaron un retroceso de solo 0,5% para el penúltimo mes del año pasado. Sin embargo, el Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) arrojó una contracción más fuerte en términos interanuales y también respecto a octubre.

En la medición desestacionalizada, en comparación con el mes anterior, el indicador anotó una caída de 1,4%. El EMAE es considerado un indicador clave ya que adelanta la tendencia del Producto Interno Bruto (PIB) del país, que se conoce de manera trimestral con mayor rezago.

En ese sentido, el registro hace prever que el cuarto trimestre del año cerrará con un fuerte signo negativo y coronará la tercera caída consecutiva medida en trimestres. Es decir, durante todo el año pasado, la economía argentina creció solo durante los primeros tres meses en promedio. A partir de ahí, se anotaron retrocesos. En el tercer trimestre del año, por caso, la actividad económica sufrió una caída de 0,8% con respecto al mismo período del año anterior.

Por lo pronto, en noviembre último con relación a igual mes de 2022, nueve sectores de actividad que conforman el EMAE registraron subas, entre los que se destacan Explotación de minas y canteras (+6,7% ia) y Hoteles y restaurantes (+3,8% ia). El sector Explotación de minas y canteras (+6,7% ia) fue a su vez el de mayor incidencia positiva en la variación interanual del EMAE, seguido por Agricultura, ganadería, caza y silvicultura (+3,6% ia).

Por su parte, seis sectores de actividad registraron caídas en la comparación interanual, entre los que se destaca Industria manufacturera (-4,8% ia), que aporta 0,9 puntos porcentuales a la variación interanual del EMAE.

Con esos datos, la actividad durante todo el año pasado se encamina a cerrar con una caída de 1,5%, lo que es un retroceso menor al previsto en un inicio, cuando la sequía amenazaba con una retracción más profunda. 

Así, hasta noviembre, el EMAE anotó una caída de 1.3%, variación en la que influyeron los fuertes vaivenes del año y también las políticas de expansión fiscal en plena campaña electoral que contribuyó a morigerar la suba.

En ese sentido, hubo dos factores claves que incidieron para que la recesión hacia fines del año pasado no fuera más pronunciada. Por un lado, paradójicamente, los sucesivos episodios de tensión cambiaria que estimularon inusuales fenómenos de stockeo en los supermercados y otros comercios para mecanismo de anticipación a la suba de precios ante las repetidas corridas cambiarias. También la incertidumbre en cada instancia electoral produjo el mismo fenómeno.

COMENTARIOS