ATENTADO CONTRA LA VICEPRESIDENTA

Rechazan la excarcelación del presunto líder de "los copitos"

La Justicia rechazó ayer el pedido de excarcelación de Nicolás Gabriel Carrizo, el cuarto detenido por la causa del atentado contra la vicepresidenta Cristina Kirchner y presunto integrante de la banda conocida como "los copitos".

El viernes pasado había pedido la excarcelación a través de su abogado Gastón Marano ante la jueza María Eugenia Capuchetti.

Carrizo fue detenido el miércoles en Comodoro Py cuando acudió a buscar su teléfono, que había dejado bajo análisis en el juzgado.

En su declaración indagatoria, Carrizo lloró frente a la magistrada, en una audiencia de tres horas y que se realizó en los juzgados federales de Comodoro Py.

El detenido afirmó que no tuvo nada que ver con la planificación del ataque, ocurrido el primero de septiembre pasado en la puerta de la casa de la exmandataria, cuando Fernando Sabag Montiel gatilló un arma cerca de su rostro.

La Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) halló mensajes de Carrizo posteriores al ataque a una persona a quien le expresó su malestar por el fracaso del intento de homicidio de la vicepresidenta.

Al respecto, el imputado sostuvo que se trató de una "broma" que le hizo a un familiar "de ideas kirchneristas". Ante la jueza, Carrizo negó su participación en el hecho y dijo que a los detenidos Sabag Montiel y Uliarte los conocía desde hacía solo tres meses.

Sobre Uliarte, afirmó que fueron juntos a dar la nota con Telefé porque ella le dijo que no había estado ese día con Sabag Montiel, pero sostuvo que luego cuando vio a los vecinos diciendo que la joven de 23 años efectivamente había estado en el lugar de los hechos, se dio cuenta que le había mentido.

Una de las razones por las que Capuchetti habría rechazado el pedido de excarcelación fue por un posible entorpecimiento en la investigación.

COMENTARIOS