Llegaron otras 330 mil dosis de Sputnik pero sólo alcanzarían para tres días
NUEVAS GESTIONES EN MOSCÚ PARA ENVIAR OTRO VUELO MAÑANA

Llegaron otras 330 mil dosis de Sputnik pero sólo alcanzarían para tres días

La ministra de Salud dijo que no hay fecha para la llegada de las 3 millones de vacunas chinas que compró el país.

La crónica formal indica que un vuelo de Aerolíneas Argentinas arribó ayer a las 14.21 al aeropuerto internacional de Ezeiza procedente de Moscú y trajo al país 330 mil dosis de la primera aplicación de la vacuna Sputnik V.
Se trata de una cantidad ínfima que, de acuerdo a diversos cálculos, sólo alcanzaría para sostener por tres días el plan de vacunación.
Si se toma en cuenta lo que dijo el Presidente en su sorpresiva aparición en cadena nacional en la noche del jueves en el sentido de que la Argentina había podido vacunar un promedio de 100 mil personas por día, el escueto embarque que llegó desde Moscú sólo podrá cubrir tres jornadas.
Contrarreloj, el gobierno nacional prepara un avión para el próximo domingo, pero esa operación depende de contar con el
aval del Fondo Ruso de Inversión Directa.
En los últimos días tanto la Ciudad de Buenos Aires como la Provincia alertaron sobre la escasez de vacunas. En el caso del territorio bonaerense, el viceministro Nicolás Kreplak aseguró que hay dotación hasta el lunes.
Ayer habló sobre la falta de vacunas el jefe de asesores del ministerio de Salud, Enio García, quien insistió en la posibilidad de que se aplique una sola dosis de Sputnik V para de esa forma extender el plan de vacunación.
La llegada de las 330 mil dosis alcanzarán apenas para sostener por algunos días el plan oficial. Y en ese sentido, el gobierno nacional alista un nuevo vuelo a Moscú para el domingo con la esperanza de que el Fondo Ruso de Inversión acceda a garantizar un nuevo desembolso de vacunas.
En medio de una fuerte incertidumbre, tampoco se sabe cuándo llegarán al país las tres millones de vacunas Sinopharm anunciadas la semana pasada. Se trata de vacunas que sólo pueden ser aplicadas a menores de 60 años, hasta tanto la documentación con los ensayos de fase 3 no arriben al país y la ANMAT pueda estudiarlos para eventualmente recomendarle al Gobierno comenzar a aplicarlas a ese grupo de riesgo.

En ese marco, ayer la ministra de Salud, Carla Vizzotti, no pudo despejar las dudas. “Las vacunas están en China, el anuncio fue que se firmó el contrato, que es lo que sucedió. Más allá del millón de dosis (que ya llegaron y están siendo utilizadas) son tres millones más y estamos trabajando para lograr el traslado de las vacunas lo antes posible. No es solo la firma del contrato, hay una serie de autorizaciones y toda la operación logística. Estamos trabajando para que eso
sea lo antes posible. La ANMAT está trabajando para poder ampliar la recomendación para los mayores de 60 años. Ese fue otro tema que se ha hablado en el consejo general de salud”, indicó la funcionaria.
Así, tampoco hay fecha cierta de la nueva llegada de la vacuna china que se utilizó, en el caso de la Provincia, para vacunar a docentes y a menores de 60 años con afecciones de salud graves.
Antenoche, el presidente Alberto Fernández se refirió a la “escasez global de vacunas” e informó que “solo 18 países han recibido el 88% de las vacunas que se han distribuido hasta ahora”.
“La gran mayoría de los países está en un gran desierto, con pocas vacunas o sin ningún acceso a ellas. Hay un retraso global en la entrega de vacunas y hay problemas de producción, logísticos, de insumos, ante una complejidad absolutamente excepcional”, indicó.
En el caso de la Argentina, tampoco existen certezas en relación al segundo lote de Covishield. El primero, de 580 mil dosis, llegó a fines de febrero y se esperaba un segundo para fines de marzo. Esta vacuna es producida en la India por
el laboratorio AstraZeneca. Pero en el Gobierno esperan que las vacunas de AstraZeneca que se fabrican en Argentina puedan estar disponibles para la segunda semana de abril. Argentina compró 22,4 millones de dosis. Sin embargo, existen inconveniente con el envasado en México, ya que buenaparte de los insumos necesarios fueron comprados por los Estados
Unidos, lo que terminó demorando la producción.
En medio de tantos interrogantes ayer se conoció que India producirá 200 millones de dosis de la Sputnik V, lo que podría ayudar a que lleguen más remesas a nuestro país. Argentina, cabe recordar, le compró al laboratorio Gamaleya 20 millones de dosis y hasta ahora ha podido recibir poco más del 10 por ciento.

COMENTARIOS