Alberto Fernandez
DESENDEUDAMIENTO

Intentan cerrar antes de mayo el acuerdo con el Fondo Monetario

Afirman que el diálogo con el FMI es “constructivo”. La Argentina tiene una deuda de capital de USD 44.000 millones.

El presidente Alberto Fernández dijo ayer que “el diálogo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) está en marcha y es muy constructivo”, mientras que el ministro de Economía, Martín Guzmán, confirmó que el Gobierno aspira a tener cerrado un nuevo acuerdo con el organismo antes de mayo, de manera de poder encarar las negociaciones con el Club de París.
Alberto Fernández, al participar del Foro Económico de Davos, aseguró ayer a la tarde que “el diálogo con el FMI está en marcha y ha sido hasta aquí muy constructivo”, al tiempo que subrayó que la titular del organismo multilateral, Kristalina Georgieva, “cree en nosotros y hace muy bien en creernos”.
Martín Guzmán, por su parte, aseguró que el Gobierno aspira a tener cerrado el acuerdo del nuevo programa de financiamiento con el FMI antes de mayo próximo, de manera de poder encarar las negociaciones con el Club de París por el vencimiento de USD 2.400 millones.
“Nos resultaría aceptable finalizar estas negociaciones antes de la fecha límite con el Club de París, en mayo de 2021”, dijo Guzmán en declaraciones al portal internacional Latin Finance Connect.
La Argentina tiene una deuda de capital con el FMI de USD 44.000 millones y el Gobierno busca refinanciarla con un período de gracia y un plazo de pago de hasta 10 años, a través de un nuevo programa de facilidades extendidas.
El presidente sostuvo que “la renegociación de la deuda con el FMI incorporará nuevas perspectivas macroeconómicas y un entendimiento común de necesidades específicas de la economía local”.
Para Fernández, “el FMI tiene responsabilidad” en la situación que enfrenta la Argentina debido al fenomenal préstamo que otorgó durante la administración de Macri, que terminó en “una enorme fuga de capitales del sistema financiero”.
Guzmán -al precisar los lineamientos de metas del programa que se encuentra negociando- señaló que “queremos pasar a un sistema de regulaciones macroprudenciales que fomente la inversión en la economía real y desaliente los flujos de capital desestabilizadores, que están más relacionados con las oportunidades del carry trade”.
Para el titular del Palacio de Hacienda, el programa anterior -acordado durante la presidencia de Mauricio Macri- “era de baja calidad, se basaba en el hecho de que una política fiscal contractiva ayudaría a restaurar la confianza y una política monetaria contractiva sería suficiente para resolver el problema de la inflación en Argentina”.
“No vamos a repetir eso”, subrayó el ministro.
En cuanto a la relación con el FMI, el jefe del Estado dijo que “tenemos un diálogo muy interesante, en particular yo con Kristalina Georgieva. Ella y yo tenemos una misma mirada, tenemos una visión común del mundo, obviamente no nos paramos del mismo lado del mostrador, ella tiene una tarea al frente del FMI”.
El presidente respondió de esta forma a una pregunta formulada por el titular del Foro, Børge Brende, tras finalizar su mensaje de ayer.
“Ella -en referencia a Kristalina Georgieva- es muy buena interpretando lo que la pasa a la Argentina”, señaló Fernández.

COMENTARIOS