economia argentinaeconmi
ECONOMÍA

Argentina debe un PBI entero y tiene aún una dura negociación con el FMI

La deuda pública aumentó un 5 por ciento y está en máximos en los últimos 15 años. Afirman que alcanzará el equivalente del 100 por ciento del Producto Bruto Interno de nuestro país, según datos oficiales.

La deuda pública argentina está en máximos en los últimos 15 años y alcanzará el equivalente del 100 por ciento de su Producto Bruto Interno, es decir, todos los bienes y servicios que produjo el país. La relación de la deuda pública sobre el PBI aumentó más de 5 puntos porcentuales este año y, a pesar del proceso de reestructuración de la deuda, cerraría el año en torno a esa cifra, según los datos oficiales del ministerio de Economía.
Hay que remontarse a 2004, cuando la deuda pública representaba un 118 por ciento del PBI. Hoy, de acuerdo a los datos de la Secretaría de Finanzas, que en los próximos días publicará el informe mensual de deuda actualizado a noviembre, la deuda de la Argentina ascendía a octubre a unos U$S333.146 millones. Al cierre del primer semestre, cuando totalizaba unos U$S8.594 millones menos, es decir, U$S324.552 millones, la deuda era equivalente a 95,4 por ciento, unos 5,2 puntos más que hace un año.
Mientras el Gobierno inició negociaciones formales para revisar los términos del acuerdo Stand-by que el FMI cerró con la administración Macri, originalmente por 50.000 millones de dólares y ampliado a 57.000 millones pocos meses después, aunque solo se desembolsaron hasta septiembre de 2019 el equivalente a 44.000 millones de dólares. La evolución de la deuda pública de octubre acusó un incremento neto en el mes de 960 millones de dólares. Con ese nuevo aumento, en los primeros 11 meses de gestión del Frente de Todos, el total de la deuda pública por parte de la Administración Central se incrementó en 19.846 millones de dólares, a U$S333.146 millones, casi igual que el PBI argentino, el que se calcula que cerrará este 2020 en unos U$S340.000 millones.
Ese incremento representó poco más del 45 por ciento del monto neto que recibió el Gobierno de Mauricio Macri entre 2018 y 2019 y que ahora se busca reprogramar. Son vencimientos que se concentraron entre 2021 y 2023, más allá de las limitaciones que impuso el nuevo escenario de crisis sanitaria
Solo en noviembre se redujo la deuda en moneda nacional en el equivalente a U$S1.387 millones, pero a costa de un crecimiento del U$S1.588 millones el total asumido en moneda extranjera, en línea con la demanda de inversores que desarmaron posiciones en pesos, según datos oficiales.
“En octubre se registraron colocaciones de títulos y desembolsos de préstamos por el equivalente a 6.757 millones de dólares, de los cuales 148.236 millones (U$S2.087 millones) correspondieron a licitaciones de títulos de mercado en pesos. Por primera vez en el año, se licitaron bonos vinculados al dólar (dollar-linked) que resultaron en la colocación de nuevos instrumentos por 3.426 millones de dólares”, resume un informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso.
Casi dos de cada tres dólares de la deuda pública correspondió a la colocación de títulos públicos, poco más de un quinto con organismos internacionales, principalmente el Fondo Monetario Internacional, y en menor medida con el Banco Mundial, BID y otras instituciones globales y regionales.
Agrega la OPC que “se canceló el equivalente a 4.874 millones de dólares de capital, principalmente explicados por vencimientos de Letras del Tesoro en pesos. Se observó una cancelación neta de Adelantos Transitorios del BCRA por 125.780 millones de pesos (U$S1.608 millones), de los cuales 100.000 millones correspondieron a una precancelación realizada en la última semana del mes”.
La brecha bruta entre la colocación de nueva deuda, más canjes, capitalizaciones de intereses y cancelaciones fue desde el inicio de la gestión de Alberto Fernández de 26.196 millones de dólares, equivalente a casi 60 por ciento de la deuda que se busca renegociar con el FMI, pero se atenuó a U$S19.846 millones por efecto de la “licuación” de los compromisos asumidos en moneda nacional convertidos a dólares en 6.350 millones por la devaluación del peso en el período.
Para los dos últimos meses del año la OPC estima vencimientos de servicios de deuda por el equivalente a 13.210 millones de dólares, que se reducen a aproximadamente U$S7.714 millones si se excluyen las tenencias intra sector público.
Mientras que para el primer semestre de 2021 se destacan los vencimientos de Letras colocadas al BCRA por 9.625 millones de dólares (enero y marzo) y títulos públicos en moneda nacional por el equivalente a 9.266 millones.
Más allá del acuerdo final que el Gobierno logre cerrar con el FMI, el monto de la deuda pública total seguirá su camino ascendente por efecto de la perspectiva de continuidad del déficit del Tesoro, el cual se prevé en el rango de más de 5 por ciento del PBI final, y la decisión de limitar la acción del Banco Central como principal fuente de financiamiento, explican en el mercado.
Un atenuante podría ser la posibilidad de que, como ocurrió en los primeros 11 meses de gobierno, la tasa de devaluación del peso supere al ritmo de aumento del índice general de precios.

COMENTARIOS