horacio rodriguez larreta
NACIONAL

La oposición calificó la protesta como “inadmisible”

Legisladores nacionales, partidos políticos de la oposición y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, calificaron ayer de “inadmisible” la protesta de efectivos de la Policía Bonaerense en la Quinta de Olivos y advirtieron que “postales” como esa “retrotraen a las noches más oscuras de nuestra historia reciente”.
Rodríguez Larreta escribió en su cuenta de la red social Twitter: "No es la forma ni el lugar", y sostuvo que "es inadmisible la presencia de efectivos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires en la Quinta Presidencial de Olivos".
"El reclamo salarial debe ser canalizado en el ámbito que corresponda", expresó, y manifestó que "el diálogo es el camino".
El presidente del bloque de diputados nacionales de la Coalición Cívica-ARI, Maximiliano Ferraro, afirmó en la misma red social que "es inaceptable la presencia de policías bonaerenses en la Quinta Presidencial de Olivos", aunque aclaró que "el reclamo salarial es justo y debe ser resuelto por las autoridades provinciales".
El jefe del interbloque Juntos por el Cambio del Senado, Luis Naidenoff, dijo a su vez que "hay que enviar una señal muy fuerte. El derecho de protesta debe encauzarse en los canales institucionales de la Argentina", sostuvo, y reclamó que "en esta Argentina que vive en un péndulo de extremo a extremo, las pasiones no nos ganen".

COMENTARIOS