El Gobierno busca atraer a bonistas no agremiados
DEUDA

El Gobierno busca atraer a bonistas no agremiados

Más de la mitad de los tenedores de papeles de la deuda argentina no pertenecen a los clubes de mayor trascendencia en el orden internacional.

Los agentes que trabajan para el gobierno argentino en la reestructuración de la deuda externa van a estar en estos días contactando activamente a los poseedores de bonos que no están agrupados en los tres grandes clubes de acreedores buscando sumar adhesiones a la propuesta oficial.
Según señalaron fuentes oficiales a la prensa metropolitana, para estas gestiones de los agentes colocadores, los bancos Hsbc y Bank of America son de importancia en la etapa final de la negociación, dado que se estima que cerca del 60% de los acreedores no forman parte de los tres grupos de bonistas.
Las agrupaciones de acreedores detentan una fracción de la deuda. Como se recordará, son tres los clubes que se formaron. Uno es el denominado Ad-Hoc Bondholders Group, constituido, entre otros, por los fondos de inversión Black Rock, Ashmore y Fidelity.
También están los Bondholders Group (bonistas Argentina Creditor Committee y los fondos Fintech y Gramercy) y finalmente el Exchange Bondholders Group, compuesto por
18 fondos de inversión, entre los que se encuentran ExBG, HBK, Monarch y Redwood.
Según sus propias declaraciones, el Grupo Ad Hoc Bondholders representa conjuntamente más del 25% de los bonos, en tanto que Exchange Bondholders Group sostiene detentar más del 15% de los bonos de “Intercambio” de la Argentina.
Estos tres grupos rechazaron la propuesta argentina de renegociación, pero según ha trascendido, en los últimos días han ido reduciendo sus pretensiones, de un nivel inicial de 58 a 80 dólares por cada lámina de 100 (a una tasa de descuento del 10%) a valores cercanos a 53 dólares. En paralelo, el gobierno argentino contempla una mejora de su oferta de los 40 dólares iniciales a cerca de 45.
En el Gobierno existe confianza en cuanto a que es posible llegar a un acuerdo. El presidente Alberto Fernández señaló que “está cerca de resolverse el problema de la deuda”.
En el mismo sentido, tuvo repercusión un artículo escrito por Robert Johnsson y publicado por el periódico Financial Times en el que se señala que “hay un camino a seguir para Argentina y sus acreedores”. El autor es asesor tanto de Argentina como de sus acreedores, preside el Instituto para el Nuevo Pensamiento Económico y fue economista jefe del Comité Bancario del Senado de los Estados Unidos.

COMENTARIOS