Ricardo Alfonsín convocó a un proceso de debate interno
EN EL CLUB ESPAÑOL

Ricardo Alfonsín convocó a un proceso de debate interno

El dirigente radical reunió el miércoles a más de 400 dirigentes y militantes, en un encuentro organizado por el Espacio de Pensamiento Alfonsinista que nuclea a los partidarios porteños y bonaerenses.

En el Club español, el pasado miércoles, Ricardo Alfonsín destacó “la necesidad de poner en marcha un proceso de reflexión orientado evaluar lo ocurrido durante estos 4 años”.
Sostuvo que es “obvio que las cosas no salieron como los más entusiastas anticiparon en el 2015. Salieron exactamente al revés. No podemos actuar como si nada hubiera ocurrido o como si todo hubiera salido tal cual estaba previsto. Solo con un ejercicio autocritico, sincero podemos recupera al partido. No podemos repetir lo hecho en estos años. Hay que hacer radicalismo defendiendo sus ideas, no solo los cargos o lugares en las listas. No somos una herramienta electoral para la cual las ideas son un incidente. Antes que una herramienta electoral somos un sistema de ideas”.
Durante el discurso que brindó en el centro porteño el ex diputado resaltó que “los que compartimos la mirada crítica respecto de éstos años, debemos organizarnos para que no vuelva a ocurrir lo mismo. Hay cada vez más radicales que comprenden que no podemos tropezarnos otra vez con la misma piedra y están dispuestos a pelear en todas y cada una de las provincias y en todos y cada uno de los municipios, hay vida después de Cambiemos”.
En una reunión en la que además de “ordenar la tropa propia”, envió un mensaje muy fuerte hacia adentro del centenario partido, remarcó que en estos 4 años “no gobernó Cambiemos ni gobernó la Unión Cívica Radical, gobernó el PRO”.
En su alocución remarcó “nosotros teníamos el derecho, incluso la obligación de tratar de influir en las decisiones que tomaba el PRO, respecto de los asuntos más trascendentes, para evitar que se cometieran errores. No lo hicimos. Y no porque no pudiéramos. Nadie nos lo impedía. Nosotros mismos nos colocamos en esa situación. Esa es la verdad”.
Por otra parte, el último candidato presidencial que tuvo la UCR en un claro mensaje a quienes dentro de su partido niegan el debate ideológico e insisten en la alianza con el PRO, señaló que “la responsabilidad no es de Macri ni de Peña, sino de las políticas que implementaron. ¿O ustedes piensan que, con otras personas, las mismas políticas hubieran dado buen resultado?, preguntó a la audiencia.
El dirigente radical bonaerense se mostró contrario a quienes actúan irresponsablemente ya que “de fracasar el nuevo gobierno, pueden ocurrir cosas muy graves, como la emergencia de liderazgos autoritarios que en nombre de la solución de las angustias, ofrezcan sacrificar libertades. Es lo que está ocurriendo en muchos países del mundo, con este capitalismo salvaje y a social”.
“Países subdesarrollados como nosotros tienen que apelar más al diálogo, mucho más de lo que apela la política en la Argentina, a los consensos, a las soluciones de compromiso, para encarar aquellos problemas que nos anclan en el subdesarrollo, que son de muy difícil resolución Y q hacen sufrir a muchísima gente. Hay que terminar con la grieta y la UCR tiene que ser un actor central a la hora de hacer docencia para que comprenda la sociedad que es muy difícil resolver sus problemas en una sociedad en las que sus dirigentes se relacionan de esta manera. La política dio lo mejor de sí en el mundo cuando fue capaz de enfrentar los problemas a través del consenso. A eso lo demuestra la historia” sostuvo Alfonsín.
Según destacaron los dirigentes presentes en el acto, Alfonsín dejó en claro que inicia un proceso interno y que no habrá mucho de descanso este verano, en el que buscará sumar voluntades detrás de un proyecto renovación pero también de afirmación del ideario radical. La renovación por la renovación, no sirve. La renovación debe ponerse al servicio de la razón de ser de la UCR.
A horas de elegir a Alfredo Cornejo como el nuevo presidente del Comité Nacional, Alfonsín no descansa a pesar de estar casi ya brindando. Su intención de nuclear el ala progresista se nota no solo en las recorridas por el país, sino en este reagrupamiento de fuerzas que logró anoche en el Club Español con la presencia de más de 400 seguidores.
En vistas a posibles futuros armados y en el marco del debate sobre las estrategias del partido, Alfonsín sostuvo que “deberíamos unirnos fuerzas que pensamos igual para competir contra las fuerzas que no piensan igual. No podemos repetir lo que hemos hecho: reunirnos los que pensamos distinto para competir contra los que piensan igual a nosotros”.

COMENTARIOS