Kicillof anunció que dejará sin efecto la suba de tarifas de electricidad.
Kicillof anunció que dejará sin efecto la suba de tarifas de electricidad.
EN UN CLIMA DE EUFORIA PERONISTA

Asumió Kicillof y anunció que dejará sin efecto la suba de la tarifa eléctrica

El ex ministro de Economía juró en la Legislatura bonaerense. María Eugenia Vidal le entregó los atributos. Alberto Fernández y Cristina Kirchner estuvieron presentes. Afirmó que el dinero en la caja “no alcanza para cumplir con lo básico de los próximos 30 días”.

Axel Kicillof asumió ayer como gobernador bonaerense en una ceremonia que contó con la presencia de Alberto Fernández y Cristina Kirchner, y entre otras definiciones anunció que dejará sin efecto la suba de tarifas de energía eléctrica que había autorizado la administración saliente.
El acto, envuelto de un clima de euforia peronista, se retrasó casi una hora y media para aguardar la llegada en helicóptero de Fernández, quien tuvo un compromiso de agenda por la mañana.


Junto a Cristina Kirchner, Felipe Solá, Eduardo "Wado" de Pedro y los familiares de Kicillof, Fernández se ubicó en uno de los balcones superiores del recinto de la Cámara de Diputados bonaerense para seguir la jura del ex ministro de Economía.
Después de que le tomaran juramento a la flamante vicegobernadora, Verónica Magario, le tocó el turno a Kicillof, que ya investido en sus funciones recibió los atributos de mando de manos de la gobernadora saliente, María Eugenia Vidal.
Asimismo, Vidal no fue objeto de abucheos y se despidió en un marco de respeto mutuo.
Tras los pasos protocolares, el flamante mandatario pronunció un largo discurso en el que puso especial énfasis en el panorama económico que recibe y el perfil que tendrá su gestión para revertir el complejo cuadro de situación.

Dificultades financieras
"No alcanzan para cumplir con lo básico de los próximos 30 días. El monto no es suficiente. Hay, de manera inmediata, una dificultad vinculada a la cuestión financiera de la Provincia", planteó el mandatario provincial, que dijo que Vidal indicó que estaban garantizados 25.000 millones de pesos cuando se precisarían 40.000 de caja.
En su discurso de asunción, el economista señaló que en el final de la gestión de Cambiemos "se frenó el pago a proveedores", por lo que tendrá que hacer frente a una gran cantidad de reclamos.

Llamó a “dar trabajo”
Kicillof subrayó que "la mejor política para terminar con la pobreza, el hambre y la vulnerabilidad es dar trabajo" y pidió "embarrarse" para "proteger al tejido productivo".
"En cuatro años cerraron 3.300 PyMEs industriales y 9.500 comercios. No son números, son personas, es gente de carne y hueso", sostuvo y remarcó que "la mejor política para terminar con la pobreza, el hambre y la vulnerabilidad es dar trabajo".
"Hay que embarrarse, estar, acompañar, contener, ayudar y proteger al tejido productivo", resaltó Kicillof, quien rindió "homenaje a los empresarios PyMEs que sobrevivieron pese a la dificultad, con creatividad, hermanados con los que trabajan con ellos".
En otro orden, anticipó que "en los próximos días" publicará un informe que servirá como una suerte de "radiografía del estado actual de la Provincia".
En ese sentido, advirtió que la administración de Vidal "no protegió" a la población y a los sectores productivos ante el "fracaso" del modelo económico nacional.
En esta línea, criticó el plan económico aplicado por el anterior gobierno nacional y lo calificó como "viejo modelo de valorización financiera, endeudamiento y fuga de capitales".

“Default virtual”
"Nos encontramos con una economía en un default virtual y con eso la vuelta del Fondo Monetario Internacional en su carácter de prestamista y también de autoproclamado auditor de la economía", se quejó el mandatario provincial.
Y agregó: "Se lo mire como se lo mire es un mal plan económico, y lo que es todavía peor, se agrava ante la coyuntura internacional".
"Es un mal plan pero además tuvo fallas graves en su aplicación y estuvo jalonado por negocios privados", añadió.
Por caso, el dirigente kirchnerista consideró que en la gestión de Vidal hubo "una muy mala y muy ruinosa administración de la deuda" pública y pidió el "apoyo y la comprensión" de toda la población para afrontar el futuro.
Tras advertir que la deuda creció "un 20 por ciento" en los últimos cuatro años, el economista señaló que la Provincia tiene que afrontar pagos por 8.800 millones de dólares en los próximos cuatro años.
"¿Cómo se puede decir que no pasó nada con la deuda? Fue una muy mala y muy ruinosa administración de la deuda. La Provincia terminó subordinada a ese plan financiero", planteó.
Y añadió: "¿Qué lógica tiene que la Provincia con su banco sea el principal tenedor de Leliq de la Nación?".

COMENTARIOS