Báez negó ser testaferro de Cristina y Néstor Kirchner
JUICIO POR LAVADO

Báez negó ser testaferro de Cristina y Néstor Kirchner

El empresario Lázaro Báez sostuvo que fue víctima de supuestas presiones para acusar a la ex presidenta Cristina Kirchner y admitir ser testaferro de sus bienes, con el fin de “atacar al modelo de país que imaginó Néstor”.
Lo hizo al prestar declaración indagatoria por primera vez en el juicio por supuesto “lavado de activos” que se le sigue junto a sus cuatro hijos, acusados de maniobras para blanquear unos 60 millones de dólares.

El dueño de “Austral Construcciones” rechazó todas las acusaciones, negó haber sido testaferro del fallecido ex presidente y vinculó los cargos en su contra a una supuesta decisión política de “perjudicar al peronismo” y al “modelo de país” del kirchnerismo.
Báez aludió a una “encerrona” armada para que se convirtiera en arrepentido con el fin de involucrar a la familia Kirchner en los delitos de lavado de activos por los que ahora está preso y es juzgado.
El empresario procesado declaró que fue “utilizado” en “una campaña atroz” para “deshornar” a su familia y “de un modo elíptico a la familia del ex presidente Néstor Kirchner”. Báez está procesado con prisión preventiva por supuesto lavado de unos 60 millones de dólares a través de sociedades off shore, cuentas en Suiza con sus hijos como beneficiarios finales y otras maniobras.

COMENTARIOS