Alberto Fernández durante la presentación de un libro.
Alberto Fernández durante la presentación de un libro.
UN ANUNCIO QUE YA TRAE POLÉMICA

Alberto F. reabre el debate por la despenalización del aborto

El presidente electo dijo que enviará un proyecto en tal sentido y que espera que se apruebe “cuanto antes”. Opinó que es “un problema de salud que se debe resolver”.

Después de la tregua que dio el año electoral en un tema que dividió al país en 2018, el presidente electo Alberto Fernández anunció que impulsará un proyecto de despenalización del aborto, con la intención de que se apruebe “cuanto antes”, aunque aclaró: “No depende solo de mí”.
Lo dijo en una entrevista con el diario Página/12 cuando fue consultado sobre si una ley del aborto podría ingresar al Congreso este mismo año, en período de sesiones extraordinarias.
El futuro presidente dijo ser “un activista de ponerle fin a la penalización del aborto” y aseguró que enviará un proyecto de ley al Congreso “tan pronto” llegue al Gobierno el 10 de diciembre, sin aclarar si buscará solo despenalizar o además legalizar la práctica como reclaman los movimientos de mujeres. El anuncio repercutió fuerte ayer en las redes sociales con expresiones a favor y en contra.
No hubo pronunciamiento inmediato de la Iglesia Católica, que encabezó la lucha pro vida cuando el año pasado se trató el proyecto de despenalización en el Congreso y que no pasó por el Senado.

El caso Belén
Fernández asistió la semana pasada a la presentación del libro “Somos Belén”, de la periodista Ana Correa, que relata el padecimiento de una joven que estuvo presa 29 meses hasta 2016 en el norte del país, acusada de practicarse una interrupción voluntaria de embarazo, tras sufrir un aborto espontáneo.
Allí, Fernández posó rodeado de mujeres con pañuelo verde, símbolo de la lucha por la legalización del aborto, un tema que divide al país. “Avalo lo que dicen. Eso explica por qué estoy acá. Y avalo lo que planteás en tu libro -le dijo a Correa- que es un hecho que debe darnos vergüenza como sociedad y no tenemos que seguir pasando vergüenza”, aseguró.
Se refirió así al libro donde la periodista relata la historia de Belén (nombre ficticio que se utiliza para identificar a la joven), una joven de 27 años que en 2014 fue a la guardia de un hospital de Tucumán con dolores abdominales.
Ella fue acusada de homicidio por tener un aborto espontáneo y la condenaron a ocho años de cárcel, de los cuales cumplió tres, hasta ser absuelta gracias al trabajo de una red de profesionales y militantes feministas que la acompañaron y asumieron su defensa.
“Queremos más libertad y derechos para todas”, dijo Fernández, que cerró su discurso con un “gracias a todas, todos, todes”, en medio de los aplausos de la concurrencia y los cánticos de “aborto legal, en el hospital”.

El Gabinete
Respecto al rol que las mujeres desempeñarán en su Gobierno, Fernández, que aún no ha revelado los nombres de los integrantes de su gabinete de ministros, dijo que está “tratando de convocar a muchas mujeres”.
“Algunas estarán en la primera línea otras en la segunda. Definitivamente creo que hay que terminar con la discriminación a la mujer”, afirmó.
Con todo, advirtió que “el gabinete paritario no es una cosa fácil de hacer ahora”, aunque aseguró que es “un objetivo a lograr”. “Voy a empezar convocando a muchas mujeres porque hay muchas y estoy muy contento de que las haya. Reivindico el reclamo feminista. Y por eso también creamos el ministerio de la Mujer, la Igualdad, la Diversidad”, sostuvo.

COMENTARIOS