Macri y Alberto dialogaron sobre la situación de Bolivia
TENSIÓN EN LA REGIÓN

Macri y Alberto dialogaron sobre la situación de Bolivia

Fernández llamó al presidente para buscar un punto de acuerdo. Intercambiaron ideas, pero no hubo coincidencias sobre la situación en el país vecino.

El canciller argentino Jorge Faurie confirmó ayer que el presidente Mauricio Macri y su sucesor, el mandatario electo Alberto Fernández, dialogaron ayer e “intercambiaron ideas” sobre la situación que se vive en Bolivia, luego de que el presidente Evo Morales presentara su renuncia tras denunciar un golpe de Estado.
“El presidente Macri recibió un llamado del presidente electo por este tema e intercambiaron algunas ideas respecto a cómo está la situación en Bolivia”, se limitó a responder el diplomático durante una rueda de prensa al término de la reunión de Gabinete que encabezó Macri en la Casa Rosada.
Fuentes oficiales agregaron que Macri también dialogó el fin de semana con varios mandatarios de la región, y Faurie hizo lo mismo con muchos de sus pares, siempre en busca de analizar la situación de Bolivia, y cómo reaccionará la región.
En principio Faurie había confirmado en su diálogo con la prensa que hubo varios países que hicieron “un pedido para tener una reunión extraordinaria” del Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) para analizar la situación de Bolivia.
Mientras que otros miembros “están sugiriendo que se esperen 24 o 48 horas más para tener un mejor panorama de la evolución y tener un pronunciamiento de la OEA”, detalló el diplomático.
En tanto, sobre el diálogo con Fernández, fuentes de la Casa Rosada aseguraron que el mandatario electo le pidió a la actual gestión que estén “atentos” por si alguien del país hermano pide “protección” o asilo al gobierno argentino.
El canciller argentino sin embargo aclaró que hasta el momento no se recibió ningún pedido de esa índole.
Según informaron en el Frente de Todos, Fernández le reclamó al presidente Macri que condenara lo que calificó como un “golpe de Estado” en Bolivia y que protegiera a los funcionarios de Evo Morales que pidieron asilo en la embajada argentina en ese país.
“El compromiso de la Argentina con la institucionalidad y contra cualquier forma de golpe de Estado en el continente debe ser total”, dijo Fernández a través de su cuenta de Twitter, e hizo público el pedido para que Macri se sume a la condena.
“Espero que las actuales autoridades actúen bajo ese mismo principio preservando la integridad física de quienes puedan resultar perseguidos por el golpismo y colaboren hasta el 10 de diciembre con la recuperación de la democracia en Bolivia”, manifestó el presidente electo.
“En Bolivia, manifestaciones violentas sin ningún tipo de limitación por parte de las fuerzas policiales incendian viviendas y secuestran personas mientras las Fuerzas Armadas le ‘sugieren’ al presidente indígena y popular Evo Morales que renuncie”, se sumó la vicepresidenta electa, Cristina Fernández, un rato después.

COMENTARIOS