Alberto busca avanzar con sus primeras medidas de gobierno

Alberto busca avanzar con sus primeras medidas de gobierno

Todavía no ha dado definiciones concretas sobre con qué plan encarará sus primeros días al frente del Ejecutivo nacional desde el 10 de diciembre. Pero el presidente electo, Alberto Fernández, viene estudiando un paquete de medidas junto a su equipo técnico para encarar la difícil situación económica que atraviesa el país. Por lo pronto, dejan trascender que serán “buenas noticias”, que apunten a mejorar los ingresos y reactiven el consumo, ya de cara a las fiestas de fin de año. Además, negaron que se prepare un aumento de 35 por ciento en precios y salarios.
Desde su entorno aseguran que hay varias medidas en estudio pero no dan el brazo a torcer en su difusión pública, en plena transición.
Una ley para frenar despidos y otra de góndolas para darle batalla a la inflación; créditos a tasas del 2 por ciento para pequeños emprendedores; aumento a jubilados y desdolarizar las tarifas de servicios públicos; serían los primeros objetivos del presidente electo.
Mientras tanto, trascendió que Alberto Fernández días atrás tuvo una charla con el ex candidato presidencial Roberto Lavagna sobre la situación económica del país y, principalmente, la deuda. ¿Volverá al Palacio de Hacienda?, en campaña Lavagna avisó que era “presidente o nada”. De todas maneras, a pesar que se trataría del candidato del llamado “círculo rojo” -algunos se animan a decir que hasta de Cristina Kirchner-, para manejar la economía el mandatario electo pensaría en referentes más jóvenes como Matías Kulfas o Cecilia Todesca, quienes los están acompañando en la visita a México.
Por otra parte, ayer se conoció un informe de la ex presidenta del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont -una economista muy consultada por Alberto Fernández y que puede tener algún alto cargo en el próximo gobierno- donde propone “desplegar una estrategia de desdolarización de la economía”.

La deuda
Despejar el horizonte de la deuda pública de Argentina, con densos nubarrones a la vista, se presenta además como el desafío prioritario del presidente electo, que necesita aliviar las cargas financieras del país para tratar de reactivar su deprimida economía.
Este es un desafío que Fernández ha reconocido durante la campaña electoral: el abultado endeudamiento es el mayor condicionante para recuperar la actividad económica, por lo que es uno de los primeros temas que hay que resolver.
El asunto tiene su urgencia porque los compromisos financieros de Argentina para 2020 son abultados y de hecho este mismo año, el pasado agosto, el Gobierno del saliente presidente Mauricio Macri se vio obligado a diferir el pago de deudas a corto plazo para evitar una sangría mayor de reservas del Banco Central.
De acuerdo con diversos informes de consultoras privadas, Argentina deberá afrontar el próximo año vencimientos de capital e intereses por entre 40.200 y 63.700 millones de dólares.

COMENTARIOS