El Frente de Todos tendría quórum propio en el Senado pero no en Diputados
EL PODER LEGISLATIVO NACIONAL QUE SE VIENE

El Frente de Todos tendría quórum propio en el Senado pero no en Diputados

En medio de una fuerte polarización, el peronismo contaría con mayoría en la Cámara alta después del 10 de diciembre pero necesitaría consensos en la baja con Juntos por el Cambio, la principal fuerza opositora, si se mantienen unidos el PRO, la UCR y Carrió

Las elecciones de ayer también definían la conformación del Congreso nacional para los próximos dos años. Las proyecciones marcaban una fuerte polarización entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio, aunque el peronismo con la contaría con mayoría y quórum propio (37) en el Senado pero no le alcanzaría en Diputados.

En este sentido, el Frente de Todos, oficialismo parlamentario desde el 10 de diciembre en la Cámara baja, necesitará de acuerdos con otras fuerzas para lograr el quórum y la mayoría simple para las votaciones, ya que, de acuerdo a los resultados electorales, quedaría con 114 diputados propios, y totalizaría 122 como interbloque con aliados; en una paridad de fuerzas con Juntos por el cambio, que se aseguraría 120 y sería la principal bancada opositora.

La marcada polarización de la elección marcó que de las 130 bancas en juego, sólo nueve pertenecieron a otros sectores ajenos al Frente de Todos y a Juntos por el Cambio, esto contando a los tres representantes de los gobiernos de Santiago del Estero y Misiones que, sin embargo, en la campaña actuaron encolumnados con el nuevo presidente electo.

De acuerdo a los resultados de ayer, desde diciembre la Cámara baja quedará integrada por 122 diputados del interbloque Frente de Todos; 120 de Juntos por el Cambio; 7 de Consenso Federal y 2 de la Izquierda.
Además, el gobierno provincial de Córdoba tendrá cuatro diputados y los oficialismos de Neuquén y de Río Negro, uno cada uno.

El repunte de votos de Juntos por el Cambio le permitió cambiar el escenario que habían mostrado las PASO, donde el kirchnerismo y sus aliados estaban al borde de alcanzar los 129 diputados necesarios para el quórum y Juntos por el Cambio apenas llegaba a 110.

Las bancadas peronistas divididas entre el Frente para la Victoria, Frente Renovador y bloques pequeños que responden a los gobernadores, tienen hoy 118 legisladores y aunque desde diciembre sumarían 114 unidos en un interbloque, descuentan los mencionados apoyos de los cinco santiagueños y los tres misioneros, lo que le permitiría llegar a 122.

La segunda fuerza, con unos diez diputados más que en la actualidad, sería Cambiemos, que aumentaría su número a aproximadamente 120 bancas, pero que deberá trabajar para mantener la unión entre sus diferentes espacios, el PRO, la Unión Cívica Radical (UCR) y la Coalición Cívica (CC).

Dentro de Cambiemos solo se equilibraría la relación de fuerzas de sus integrantes: el PRO que hoy tiene 55 escaños bajaría a 51 y el radicalismo pasaría de 39 a 47. La Coalición Cívica quedaría con 15 y los otros seis sería serían monobloques, como el Frente Cívico cordobés.

Con el nuevo escenario, desde diciembre el bloque oficialista aglutinará a diputados del Frente para la Victoria, del Frente Renovador, del PJ, de Red Argentina, del Movimiento Evita, de Somos, de los peronismos de San Luis y Catamarca, y de un par de líberos justicialistas, bancadas que hoy actúan con identidad propia.

Exponentes del Frente para la Victoria y de Unidad Ciudadana, incluyendo a los camporistas, serían mayoría con unos 65 representantes; en tanto que el peronismo sumaría unos 35; el massismo unos 8 y aliados como Victoria Donda, Pino Solanas o Facundo Moyano, completarían el interbloque.

Otro panorama

El peronismo, mientras, se aseguró el quórum propio en la Cámara de Senadores, aunque aún habrá que ver cómo se acomodarán los legisladores que hoy se identifican como kirchneristas o peronistas ortodoxos.

En principio, el justicialismo llega a los 38 escaños, uno más que el quórum, si se agrupan en un solo bloque a todos los que militaron por el Frente de Todos durante estas elecciones.
Juntos por el Cambio, de seguir como tal, se aseguró la primera minoría y sumará 30 senadores desde diciembre, cinco legisladores más que hasta ahora.

Sin embargo, la hipotética aunque casi segura unidad del peronismo, evitará que se mantenga como el bloque con mayor integración.
Mientras, las otras cuatro bancas quedan para partidos provinciales, que apoyarían al PJ.

COMENTARIOS