Analizan seis cuadernos  que serían los de Centeno
JUSTICIA

Analizan seis cuadernos que serían los de Centeno

Estudian las anotaciones sobre viajes con ex funcionarios kirchneristas. Los entregó un periodista al fiscal Stornelli.

La Justicia federal analiza si seis cuadernos que aparecieron en las últimas horas son los manuscritos originales con los que el ex chofer de Roberto Baratta, Oscar Centeno, describió las supuestas maniobras de recolección de coimas durante los gobiernos kirchneristas.
El material lo recibió el periodista Diego Cabot de La Nación, de una persona que evitó identificarse. Y este miércoles, esos cuadernos se le entregaron al fiscal Carlos Stornelli que lleva adelante, junto con el juez Claudio Bonadio, esa extensa investigación que se inició el año pasado y que involucra a ex funcionarios y a empresarios.
El material quedó en manos de Stornelli quien, según deslizaron fuentes de Comodoro Py, constató en primera instancia la veracidad de los escritos. Sin embargo, todavía restan los peritajes correspondientes para terminar de verificar si son los verdaderos. A simple vista, reconocieron en la Justicia, serían los originales.
Cabot declaró este miércoles ante Stornelli y explicó que un anónimo, que lo contactó telefónicamente, le entregó los cuadernos en un local del barrio porteño de Nuñez.
“El martes, en un momento sonó mi teléfono, era una llamada que no tenía identificación y alguien me preguntó si estaba en Buenos Aires para recibir documentación”, relató el periodista.
La Nación indicó que los cuadernos “son los mismos” que tuvo en su poder Cabot entre enero y abril de 2018, y cuya información impulsó la investigación judicial por la que se encuentra procesada la ex presidenta y candidata a vicepresidenta por el Frente de Todos, Cristina Fernández, el ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, además de otros ex funcionarios y más de un centenar de empresarios.
Centeno se desempeñó como chofer personal del ex subsecretario de Coordinación y Control de Gestión del Ministerio de Planificación Federal, Roberto Baratta. Desde su función fue anotando en ocho cuadernos un sistema de recolección de coimas que incluía a ex funcionario y empresarios contratistas de la obra pública.
Hasta el momento la investigación avanzó sobre una fotocopia de esos escritos porque el propio Centeno había declarado que quemó los textos originales en los que detalló los viajes que realizó para recaudar coimas y documentó los nombres de ex funcionarios y empresarios vinculados en esas maniobras.
Desde el inicio de la causa el kirchnerismo intentó deslegitimarla argumentando que se trataba de “fotocopias”, a pesar de que el juez Bonadio y la Cámara Federal ratificaron que todo lo que estaba contenido en esos escritos era cierto. Además, la causa cuenta con decenas de arrepentidos entre ex funcionarios y empresarios y unos 170 procesados. Entre ellos, la ex presidenta Cristina Kirchner como jefa de una asociación ilícita que se dedicaba a recolectar sobornos.

COMENTARIOS