Argentina y Brasil extienden hasta 2029 el acuerdo para la industria automotriz
CONVERGENCIA REGULATORIA Y TECNOLÓGICA

Argentina y Brasil extienden hasta 2029 el acuerdo para la industria automotriz

El pacto bilateral era esperado por las compañías locales. Durante la próxima década aumentará paulatinamente el coeficiente de intercambio comercial. Desde 2020 habrá una mayor apertura.

n Los gobiernos de la Argentina y Brasil firmaron ayer un nuevo acuerdo para la industria automotriz por el cual se extiende por 10 años el libre comercio del sector.
Después de largas y difíciles negociaciones, se acordaron la prórroga del régimen automotor que está vigente desde 2015 y vencía en junio del año próximo.
El presidente Mauricio Macri confirmó vía Twitter la firma de la extensión del acuerdo de libre comercio automotriz con Brasil por 10 años.
“Extendimos por 10 años el libre comercio automotriz con Brasil para crear empleo de calidad para los Argentinos. El acuerdo que firmamos es clave para la industria. Extendimos por 10 años el libre comercio de vehículos, una tarea pendiente desde la creación del Mercosur”, destacó el mandatario.
Además, agregó que “la industria automotriz representa nuestro segundo complejo exportador, el 40% de las exportaciones de manufacturas de origen industrial y genera más de 160 mil empleos entre directos e indirectos”.
“Este acuerdo es fundamental porque le da previsibilidad a las terminales y a todos los que integran la industria para que puedan desarrollarse y crear empleo de calidad para los argentinos”, aseguró el mandatario sobre el acuerdo firmado en Brasilia.
El ministro de Producción y trabajo Dante Sica llegó a Río de Janeiro y se reunió con el ministro de Economía Paulo Guedes y el secretario de Comercio Exterior Marcos Troyjo.
“Este es el plazo más extenso alcanzado entre ambos países”, detalló Sica. El ministro subrayó que este cronograma “brinda a las terminales automotrices y autopartistas nacionales un horizonte de previsibilidad y les permitirá orientar sus inversiones consolidando el patrón de especialización que aseguren escalas de producción rentables”.
En cuanto al flex que debe regir el comercio en este período, el plan establece que será de 1,7 hasta junio de 2020. Esto significa que a partir de ahora, por cada dólar que se compre al mercado vecino, cualquiera de los dos países podrá vender 1,7 dólares. Esa proporción irá a 1,8 dólar de productos a vender, por cada dólar comprado, a partir de 2020.
“Este trato pone punto final a las guerras fiscales entre provincias argentinas y estados brasileños. Establece que cualquier planta nueva que se instale con preferencias fiscales, fuera de las que ya están listadas en este acuerdo, quedarán afuera del régimen, sin sus beneficios”, expresó el ministro de Producción en la conferencia de prensa posterior al anuncio.
Para el gobierno argentino, “esto garantiza que las nuevas inversiones se instalen a partir de criterio de competitividad” y no de subsidios. El ministro subrayó que tanto los dos países “estamos embarcados en un proceso de integración al mundo” y recordó la velocidad que tomaron las negociaciones internacionales, con el resultado del tratado con la Unión Europea. Así, se subrayó en especial que este convenio con Brasil, que modifica el Protocolo 42 del ACE 14 (Acuerdo de Complementación Económica firmado bajo el paraguas de la Asociación Latinoamericana de Libre Comercio), “se alinea con el acuerdo celebrado con la UE”.

COMENTARIOS