Mauricio Macri y Juliana Awada en el balcón de la Casa Rosada.
Mauricio Macri y Juliana Awada en el balcón de la Casa Rosada.
TRAS LOS RESULTADOS DE LAS PRIMARIAS

Para el Gobierno, la marcha fue una inyección anímica

En la Rosada admiten que fue “sorpresiva” la concurrencia a la Plaza de Mayo y las réplicas en el resto del país, que leen como un “respaldo” de parte de la sociedad de cara a octubre.

Desde el gobierno nacional confiaron ayer haberse sentido “sorprendidos” por las marchas en favor de la gestión de Mauricio Macri que se desarrollaron el sábado en la Plaza de Mayo y los principales centros urbanos del país, y calificaron la expresión social como “una bocanada de aire fresco” y “una inyección de energía”, de cara a las elecciones generales del 27 de octubre.
Se trata del primer balance respecto a la convocatoria que a través de las redes sociales realizaron figuras públicas como el cineasta Juan José Campanella y el actor y ex diputado Luis Brandoni, a través de las redes sociales, y que tuvo su repercusión en la Ciudad de Buenos Aires, Córdoba, La Plata, Rosario, Mar del Plata, Tucumán, Neuquén y San Luis, entre otras ciudades del país.
Según confiaron fuentes de la Casa Rosada ayer, la manifestación popular del sábado fue interpretada como “una inyección de energía para el Presidente, para los fiscales y para nuestros votantes”, luego del resultado adverso de las PASO en las que la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Kirchner resultara la más votada por 15 puntos de diferencia.
Admitieron en el entorno del Presidente que no esperaban tanta concurrencia, y que frente a esa “sorpresa” es que la presencia de Macri en el balcón de la Casa Rosada se gestó “a último momento”.
En un mensaje grabado con un teléfono, Macri dijo que “Los escuché y sé lo que está pasando. Decidimos cambiar porque podemos ser mejores, no podemos abandonar, tenemos que seguir juntos, ahora más que nunca, porque tres años es poco para cambiar una historia, y la estamos cambiando, diciéndonos la verdad, sin robarnos, sin engañarnos, sin atajos, trabajando juntos, dialogando, y así vamos a construir la Argentina que queremos”.

COMENTARIOS