El Gobierno se abroquela y es  inminente el anuncio de medidas
NUEVA AGENDA PARA FRENAR LA INESTABILIDAD POLÍTICA TRAS EL CIMBRONAZO DEL MERCADO

El Gobierno se abroquela y es inminente el anuncio de medidas

Macri llamó a una reunión de gabinete ampliada. Medios que citan fuentes gubernamentales coincidieron en señalar que el salario, ganancias y las pymes serían el objetivo.

El presidente Mauricio Macri convocó a los funcionarios de su gestión y a los legisladores de su fuerza para una reunión de gabinete ampliado, que se llevará a cabo mañana en el Centro Cultural Kirchner (CCK). Antes, habría anuncios para frenar la voracidad del mercado de la que sobrevino una fuerte devaluación.
Las reuniones de gabinete ampliado, que incluyen a funcionarios de segunda y tercera línea, son habituales y se realizan una vez al mes, pero en este caso la convocatoria surge apenas pasadas las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (Paso) del domingo, en las que el frente oficialista Juntos por el Cambio quedó más de 15 puntos por debajo del kirchnerista Frente de Todos.
Medios metropolitanos indicaban anoche que es inminente la presentación de una serie de medidas que la administración de Mauricio Macri se encuentra elaborando con el objetivo de aliviar la situación de los sectores de ingresos medios y bajos, como también asistir a las pequeñas y medianas empresas.
Se menciona una suba en el mínimo del impuesto a las ganancias, refuerzos a las partidas sociales, beneficios para los jubilados, créditos subsidiados para las pymes y facilidades de pago de los impuestos, entre otras medidas.
La suba de las retenciones a las exportaciones agrarias sería nuevamente el mecanismo elegido para financiar el aumento del gasto.
La suba del piso en el pago de ganancias, se supone, podría llegar a unos $70.000 para el asalariado que no tiene carga de familia, aunque esta cifra fue la que en su momento indicó Miguel Angel Pichetto.
Voceros consultados por la prensa porteña indicaron que podría darse un aumento en los derechos de exportación que pesan sobre las ventas externas de los granos (no se descartan las exportaciones en general), que pasarían de $4 a $6.
En el Gobierno entienden que esta mayor carga no generaría problemas a la rentabilidad del campo, ya que se aplicaría con un dólar que ha subido mucho en los últimos días. Cabe recordar que, y en función del acuerdo con el FMI, el Tesoro está acotado en su margen para otorgar mayores partidas, por esta razón es que se analiza de dónde obtener fondos adicionales.
En tanto, para las pequeñas y medianas empresas se contemplan, entre otras iniciativas, el otorgamiento de nuevas líneas de créditos a tasas preferenciales.
En una medida que habría sido impulsada particularmente por Elisa Carrió, la Afip podría otorgar una nueva moratoria a las empresas que tienen dificultades para hacer frente a sus tributos. Aunque esta medida debería pasar por el Congreso nacional.
Parte de los recursos que generaría el aumento de las retenciones se dedicaría, asimismo, a reforzar las partidas sociales que administra Carolina Stanley, ministra de Desarrollo Social.
En paralelo, y para que la ayuda no se termine licuando con la mayor inflación, se dice que funcionarios del área económica están comenzando a tener contactos con empresas líderes para tratar de minimizar el traslado a precios finales de la devaluación del peso, aunque resulta llamativo que aún no fueran convocados directivos de la UIA.
En paralelo, el Gobierno deberá tomar próximamente una decisión respecto de la suba del salario mínimo, que es hoy de $12.500. El ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, convocará en los próximos días a empresarios y sindicalistas para conformar el Consejo del Salario. La citación sería para la última semana del mes en curso, según fuentes empresarias y gremiales.

COMENTARIOS