La canasta básica total creció casi 60% en un año y empuja a la pobreza
DATOS DEL INSTITUTO DE INDEC

La canasta básica total creció casi 60% en un año y empuja a la pobreza

Una pareja con dos hijos necesitaron en junio $31.148,41 de ingresos para no ser pobres y 12.409,72 para no caer en la indigencia. La pérdida del poder adquisitivo de los salarios y la inflación inciden en la pauperización.

La canasta básica alimentaria y la canasta básica total subieron 2,7% respectivamente en junio respecto del mes previo, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos. Así, una familia tipo (dos adultos y dos menores) necesitó ese mes ingresos por más de $31.148,41 para superar el umbral de la pobreza y 12.409,72 para no ser considerada indigente.

Durante los primeros seis meses de este año, la canasta básica total subió un 22,2%, y con respecto a junio de 2018 creció 59,9%. Y la alimentaria 21,7% durante este año y 58,3% en la medición interanual.

La canasta básica alimentaria (CBA) contempla los requerimientos alimentarios básicos de una persona adulta para subsistir. Y se realiza cada mes con los precios relevados por el índice de precios al consumidor del Gran Buenos Aires (IPC-GBA). En cambio para determinar la canasta básica total (CBT) se amplía la CBA, considerando los bienes y servicios no alimentarios.

Con estos datos, se descuenta que en lo que va del año hubo un incremento de los niveles de indigencia y pobreza por cuanto los ingresos de la población aumentaron por debajo de esos porcentajes. También se registró un incremento de los asalariados y cuentapropistas informales, con ingresos más reducidos y una reducción del empleo registrado, de mejores ingresos.

Los datos de indigencia y pobreza urbanos de la primera mitad de este año serán difundidos por INDEC en el mes de septiembre, pero se estima que podría rondar el 35%, unos 14 millones de pobres. En la segunda mitad de 2018 el nivel de pobreza fue del 32%.

Las cifras del INDEC marcan que en Capital y GBA a junio, los alimentos aumentaron el 59,8%, por encima de la inflación promedio.

Las principales subas interanuales de precios en alimentos fueron: Pan y cereales 56,9%, Carnes y derivados 60,5%, Leche, productos lácteos y huevos 85%, Aceites, grasas y manteca 76,3%, Azúcar, dulces, chocolate, golosinas 60% Bebidas no alcohólicas 59,8%. Café, té, yerba y cacao 72,1%. Aguas minerales, bebidas gaseosas y jugos 56,1%. Las Frutas subieron el 34% y las Verduras y legumbres 34,4%.

En mayo, los salarios le empataron a la inflación

Los salarios de los trabajadores y empleados registrados le empataron a la inflación en mayo, pero arrastran en los últimos 12 meses una pérdida del 11,3%, según el RIPTE (Remuneración Imponible de Trabajadores Estables) que elabora el Ministerio de Salud y Desarrollo en base a los sueldos registrados de las empresas.

En promedio, el sueldo bruto registrado con aportes jubilatorios de ese mes fue de $ 40.911,09. Un año atrás, era de $ 29.338,79. Representa un incremento del 39,4%. En esos 12 meses, la inflación sumó el 57,3%. Esto significa una pérdida del poder adquisitivo de los sueldos del 11,3%. Con relación a la canasta básica total, que ascendió al 61,1% la pérdida es superior.

Por tratarse de sueldos brutos hay que descontar los aportes de jubilación y salud (17%) con lo que el sueldo neto a mayo se reduce de $ 40.911,09 a $ 33.956,20.

Mayor es la caída si la comparación se extiende a diciembre de 2015. Entonces el sueldo promedio era de $ 15.800,97. Es un incremento del 158,9% versus una inflación del 209,4%. Representa una caída en términos reales del 16,3% con relación al inicio de la actual gestión.

Inflación versus salarios

Este año, para achicar esta pérdida salarial, los sueldos deberían aumentar muy por encima del 40%, tomando en cuenta que el FMI y consultoras privadas pronostican ese porcentaje de inflación punta a punta para este año.

Todos estos valores, unidos a la caída de las jubilaciones y prestaciones sociales y de los trabajadores por cuenta propia explican la caída del consumo, como informó el martes el INDEC en base a los números de ventas de supermercados, autoservicios mayoristas y shoppings.

COMENTARIOS