Sergio Massa, tras arduas negociaciones, logró imponer en la lista a gente de su tropa.
Sergio Massa, tras arduas negociaciones, logró imponer en la lista a gente de su tropa.
FRENTE PARA TODOS

El acuerdo llegó sobre la hora

El Frente de Todos presentó la fórmula Alberto Fernández-Cristina Fernández de Kirchner ante la justicia electoral y las listas a diputados nacionales en todo el país para las PASO del 11 de agosto, luego de jornadas de duras negociaciones, sobre todo en territorio bonaerense donde los sectores internos pugnaron por colocar en un lugar expectante a sus postulantes, que finalmente definieron los operadores kirchneristas en el Instituto Patria.
Al filo del cierre de la presentación de listas, el Frente de Todos concluyó que los primeros 5 puestos de la nómina de diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires serán el jefe del Frente de Renovador, Sergio Massa; seguido por Luana Volnovich (La Cámpora), Leonardo Grosso (Movimiento Evita), Cristina Álvarez Rodríguez, que va por la reelección y Máximo Kirchner.
El acuerdo con el Frente Renovador sumado a los sindicatos y agrupaciones políticas y sociales que apoyan al kirchnerismo complicó la confección de las listas bonaerenses por la falta de puestos con oportunidades de ser electo, ya que las fuentes partidarias estimaban que el Frente de Todos podría conquistar entre 14 y 15 bancas, según las encuestas.
Hasta el propio Alberto Fernández manifestó que "todo fue ordenándose, con las dificultades propias de un cierre de lista" porque "hay muchos dirigentes, con muchas aspiraciones, todas legítimas, pero hay espacios limitados. Hay demandas infinitas de lugares, pero cargos limitados. Son los gratos costos que hay que pagar por crecer".
En la lista de diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires, los principales perdedores fueron los intendentes, que lograron una sola ubicación; el sindicalismo kirchnerista, que no tendrá representación; y partidos que integran Unidad Ciudadana, como Nuevo Encuentro, Kolina y el Frente Grande, que fueron ubicados en puestos desfavorables.
Sin embargo, Massa sumó el 30 por ciento requerido previamente al acuerdo con la nominación de Cecilia Moreau y Raúl Pérez, en buenas ubicaciones.
Al respecto, de las provincias con mayor peso electoral a nivel nacional y la ciudad de Buenos Aires, las negociaciones fueron supervisadas desde el Instituto Patria, pero fueron los gobernadores peronistas y referentes distritales los que resolvieron el armado de las listas en cada región.
En el caso de los candidatos a senadores nacionales en la ciudad de Buenos Aires y en las provincias de Chaco, Entre Ríos, Neuquén, Río Negro, Salta, Santiago del Estero, y Tierra del Fuego, la ex presidenta Cristina Kirchner tuvo mayor injerencia porque quiere reforzar su bloque en el Senado. Empresarios (Apyme), Eduardo Fernández.

COMENTARIOS