Admiten que el FMI “subestimó” la crisis
LAGARDE

Admiten que el FMI “subestimó” la crisis

La jefa del organismo multilateral de crédito reconoció que tomaron en forma liviana el diagnóstico sobre la economía argentina antes del préstamo.

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, admitió en Washington que el FMI “subestimó” la situación “complicada” de Argentina al inicio del programa de ajuste que aplicó el Gobierno con el FMI.
Dejó a salvo que ahora tiene “esperanzas” sobre el futuro de la economía argentina y que cree que, si el programa actual se sigue aplicando con “continuidad”, será exitoso.
En una charla organizada por el American Enterprise Institute -un centro de análisis de Washington- sobre los desafíos de la economía global, Lagarde admitió que al entablar la negociación con Argentina hallaron “una situación increíblemente complicada”.
“Varios actores -entre los que me incluyo- subestimamos la situación” cuando se comenzó a negociar el programa de financiamiento a nuestro país.
Señaló que hubo una “herencia muy dura” del gobierno anterior al de Mauricio Macri y que la inflación “fue mucho más resiliente de lo que habíamos pensado” y que controlarla “tomó mucho más tiempo de lo que habíamos anticipado”.
Sin embargo, afirmó que la economía “ha mejorado y continuará mejorando” y que tiene “esperanzas” de que si hay “una firme continuidad de la situación” y con “la masa monetaria como ancla” como hasta ahora, el programa “va a ser exitoso para los argentinos y la economía argentina”. Destacó, además, que ve a Macri “muy comprometido con el programa”, que implica un desembolso de unos 57.000 millones de dólares.
El directorio ejecutivo del FMI debe analizar ahora si otorga un nuevo tramo del préstamo, por 5.400 millones. En los próximos días (aún no se conoce la fecha) los técnicos del organismo que el mes pasado estuvieron analizando los números en Buenos Aires, encabezados por Roberto Cardarelli, elevarán un informe (staff report) al directorio presidido por Lagarde.
Lagarde viajará a Japón este fin de semana para la reunión de ministros de Finanzas y presidentes de Bancos Centrales de los países del G-20.
El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, viajaron a Japón para participar de la reunión, ocasión donde se reunirán con Lagarde.
Fuentes oficiales dijeron a Télam que partieron hacia Tokio, donde se hará una reunión de ministros y presidentes de bancos centrales de las naciones que integran el G-20.
Como suele ocurrir en este tipo de reuniones, los funcionarios argentinos aprovecharán la oportunidad para dialogar con Lagarde, mientras el FMI analiza el desembolso para el país, previsto para julio.
Dujovne descartó el lunes la necesidad de renegociar el acuerdo con el FMI, ya que “es un stand by cuyos desembolsos finalizan el año que viene. Si Argentina quisiera tener desembolsos adicionales, debería tener a partir de 2021 un nuevo programa. Todo va a depender de si Argentina es capaz de recuperar el acceso a los mercados”.
En el Gobierno indicaron que intentan bajar la inflación “con una política fiscal muy restrictiva, una política monetaria muy sólida donde el Central ya no financia al Tesoro y con precios relativos de equilibrio, porque ya no tenemos tarifas atrasadas”, dijo Dujovne.

COMENTARIOS