El Himno Nacional, en la reunión de ayer de los radicales.
El Himno Nacional, en la reunión de ayer de los radicales.
ÁLGIDO DEBATE EN PARQUE NORTE

La UCR sigue en Cambiemos con un fuerte reclamo a Macri

Le pidió que “no tome decisiones en soledad”. La Convención radical, además, facultó a una comisión a negociar la ampliación de la alianza gubernamental.

La Convención Nacional de la UCR que ayer sesionó en el complejo porteño Parque Norte ratificó la integración del partido en la alianza Cambiemos, aunque en medio de un fuerte debate interno facultó también a una comisión para negociar la ampliación del espacio, en un intento por recuperar potencia electoral debido a que la intención de voto del presidente Mauricio Macri no garantiza, a juicio de la cúpula radical, la continuidad de la alianza gobernante en el poder.
La decisión del órgano legislativo partidario, del cual participaron 314 convencionales de todas las provincias y la capital federal, fue adoptada tras una extensa jornada de discusión política. El titular de la UCR, Alfredo Cornejo, se encargó de condensar el mensaje radical: “Lo que queremos es la construcción de una nueva coalición, no importa el nombre que tenga; debe entender el presidente Macri que debe ser tolerante con las diferencias y respetar al radicalismo nacional”.


“No queremos que la estrategia electoral la decida el Presidente en soledad. No tiene en esta coalición prerrogativas especiales”, advirtió Cornejo en tono enfático pasadas las ocho de la noche. La dureza del titular del Comité Nacional de la UCR con Macri y la mesa chica del PRO se habría debido a la necesidad de contener políticamente a los dirigentes más críticos del Gobierno dentro del radicalismo.
“¿Qué va a pasar ahora? La semana que viene irá Cornejo a reunirse con Lavagna y le preguntará: ´¿Estás dispuesto a sumarte a una coalición más amplia que mantenga a raya al populismo?´ Y lo mismo se le planteará a Schiaretti y a Urtubey”. La definición, deslizada en estricto “off the record”, pertenece a uno de los principales dirigentes de la UCR que ayer se reunieron en la Convención Nacional partidaria en Parque Norte.
La ronda de diálogo político que iniciará Cornejo en la búsqueda de ampliar la alianza Cambiemos fue el mandato que le otorgó la Convención a la Comisión de Acción Política
(CAP) cuya formación el gobernador de Mendoza negoció con sus colegas Gerardo Morales (Jujuy), Gustavo Valdés (Corrientes) y el vicegobernador bonaerense, Daniel Salvador.


Cornejo y Salvador limaron asperezas en un encuentro previo a la Convención. En una reunión a solas, empezaron a bosquejar el documento aprobado anoche por la Convención, que luego se completó con los aportes de Morales, Valdés y los jefes de los bloques legislativos de la UCR. El punto central de ese texto fue la ratificación de Cambiemos, exigida por Salvador, pero a renglón seguido se habilitaron las negociaciones que encarará la CAP.
El diputado Martín Lousteau, a quien se ubica en el lote de los candidateables del radicalismo, definió ayer de este modo la misión que tendrá la Comisión de Acción Política: “Tenemos que salir a conversar”, afirmó en un contacto con la prensa, del que participó este diario. En esas conversaciones, la UCR podría quedarse con la candidatura a vicepresidente de Cambiemos. “Eso va a depender de nosotros”, dijo otro dirigente en los pasillos de Parque Norte.
Así, buscó dejar en claro que Macri y la mesa chica del PRO ya ofrecieron a la UCR la candidatura a Vice, pero que la idea de máxima sería que se habilite una interna entre el Presidente y un dirigente radical –que podría ser Lousteau- para darle forma a una PASO en el oficialismo. “Tenemos que encontrar la forma de volver a ser competitivos”, aseguró en esa línea el senador Julio Cobos. Esa idea, la de recuperar potencia electoral, estuvo presente ayer en forma constante en la Convención radical. La mayoría de los dirigentes advirtió que el presidente Macri no está bien ponderado en sus distritos e incluso un convencional dijo que el mandatario “va a salir tercero” si se postula para la reelección. Por eso mismo, en Parque Norte no faltó quien volviera a especular con el Plan V, que postula un reemplazo de Macri por la gobernadora María Eugenia Vidal.

“Eso no lo estoy diciendo ni en off, pero creemos que si el Presidente se da cuenta de que va a perder, entonces tendría que privilegiar el armado de una oferta electoral que impida el regreso del populismo”, susurró uno de los radicales que no es precisamente un crítico de la alianza Cambiemos. Los más duros con el PRO prácticamente no estuvieron en la Convención: Ricardo Alfonsín pasó temprano y se fue; a Federico Storani directamente no se lo vio.
Sin embargo, hubo discretas reuniones en la Ciudad Universitaria –ubicada en frente de Parque Norte- en las que Cornejo buscó convencer a los anti-macristas que firmaran el documento final de la Convención. De esa forma, les dijo, podrían asegurarse una silla en la CAP, que estará formada por seis dirigentes: los tres gobernadores radicales, más Salvador y otros dos lugares que designará el Comité Nacional partidario.
Uno de ellos podría ser para el sector de Alfonsín, Storani y Juan Manuel Casella, entre otros; y el restante para el histórico operador radical Enrique “Coty” Nosiglia, que ayer cumplió 70 años. La Comisión intentará acercarse a los socialistas santafesinos y al GEN de Margarita Stolbizer.

COMENTARIOS