Trump planteó que la causa YPF se quede en EE. UU.
JUICIO. DEMANDA MULTIMILLONARIA POR LA NACIONALIZACIÓN DE LA EMPRESA

Trump planteó que la causa YPF se quede en EE. UU.

En una presentación a la Corte Suprema de Estados Unidos, la Casa Blanca opinó que el expediente no debe ser traído a la Argentina. No es vinculante.

El gobierno de los Estados Unidos expresó ante la Corte Suprema de ese país su opinión no vinculante en contra de la petición de la República Argentina de traer a los tribunales de Buenos Aires la demanda por la nacionalización de YPF, en el denominado caso Petersen, informaron fuentes oficiales.
La presentación por escrito va en contra del interés del Gobierno argentino de evitar que la demanda iniciada por el fondo de inversión Burford se mantenga en los tribunales de Nueva York, y cuya continuidad está a la espera de una resolución de la Corte Suprema.
Se trata de un recurso de “certiorari” (presentación directa) pendiente en la Corte Suprema, en el que la Argentina plantea la falta de jurisdicción de los tribunales norteamericanos, con el apoyo de México, Chile, Brasil, Colombia y al que esperaba sumar el respaldo de Estados Unidos.
El máximo tribunal de aquel país había solicitado al gobierno de Trump su opinión no vinculante en el caso, lo que despertaba expectativas favorables en la administración argentina de poder contar con un apoyo decisivo para traer el juicio al país.
Tras el pronunciamiento del gobierno de Donald Trump, fuentes oficiales dijeron que “ahora sólo resta esperar el pronunciamiento de la Corte”, aunque admitieron que el escrito presentado ayer “es negativo” para la estrategia oficial.
“La Corte Suprema de los Estados Unidos decidirá ahora si acepta el caso Petersen versus YPF y la Argentina antes del receso de verano que comienza la primera semana de julio”, indicó en su cuenta de Twitter, Sebastián Maril, analista especializado en temas de deuda argentina.
A comienzos de este mes, la jueza de primera instancia del Distrito Sur de Nueva York, Loretta Preska, falló en favor del pedido de la Argentina de suspender el juicio de los denominados casos Petersen y Eaton Park Capital, por la nacionalización de YPF.
La postura de la jueza fue esperar hasta tanto la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos se expida sobre la jurisdicción en que deberá dirimirse el reclamo.
La resolución de Preska respaldó, en aquel momento, la postura argentina a pesar de que la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de Nueva York, por segunda vez, en dos instancias consecutivas había dado vía libre a la magistrada para iniciar el juicio.
De resultar desfavorable al país ese fallo de la Corte, el caso dejará atrás la discusión sobre la jurisdicción y avanzará sobre la cuestión de fondo en un proceso que llevará la jueza Preska y que tendrá como punto de partida una reunión con las partes para delinear el proceso.
Si el fallo de la Corte respalda la postura argentina, el caso abandonaría los tribunales de Nueva York y pasaría a la Justicia nacional.
La demanda, por un monto que rondaría los USD 3.000 millones abierta por la nacionalización de la petrolera de bandera, fue iniciada en 2015 por el bufete de abogados Burford, tras haberle comprado los derechos a la justicia española, en el proceso de la quiebra de la empresa que controlaba la familia Eskenazi.

COMENTARIOS