Macri convocó a la oposición y sumó a distintos sectores
ACUERDO POLÍTICO

Macri convocó a la oposición y sumó a distintos sectores

El Presidente hizo oficial la propuesta del decálogo de gobernabilidad a todo el arco político opositor. Lousteau, Urtubey, Scioli y Pichetto salieron a respaldar la convocatoria.

El presidente Mauricio Macri hizo oficial la convocatoria al diálogo que propone el Gobierno nacional para encontrar consensos mínimos entre todas las fuerzas políticas a través del envío de sendas cartas a referentes de la oposición.
Una de esas misivas tiene como destinataria a la ex presidenta Cristina Fernández. Asimismo, la iniciativa oficial también sumó a empresarios y a la Iglesia.
Más temprano, el Gobierno había asegurado que el diálogo al que convocó es “abierto a todos los sectores de la sociedad”. “En este año electoral, me parece que es importante saber qué cosas están fuera de discusión para, a partir de ahí, crear una base”, sostuvo el ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Faurie, luego de una reunión de Gabinete en Casa Rosada.
Durante una conferencia de prensa que brindó junto a su par de Desarrollo Social, Carolina Stanley, el canciller explicó que el oficialismo busca generar “cimientos sobre algunos conceptos básicos que tiene que tener la Argentina para mirar hacia el futuro”.
“Ahora vendrán las respuestas de aquellos dirigentes que recibieron las invitaciones y luego se verá de qué forma se instrumentará (el diálogo)”, agregó.
En este sentido, Faurie precisó que la propuesta es “abierta a todos los sectores de la sociedad, como sindicatos, legisladores, la Iglesia, líderes de otros credos y jefes políticos como los gobernadores”.
A su vez, Faurie también resaltó que “el Gobierno ha puesto a consideración sus 10 puntos”, pero que “incluso alguno” de los dirigentes que participe del diálogo “podría agregar alguno propio”.
“Que después (en las elecciones) cada candidato presente su proyecto para que la gente pueda votar por el que mejor le parezca”, aclaró Stanley.
El llamado a un acuerdo entre todas las fuerzas políticas alrededor de “10 puntos básicos” de gobernabilidad cosechó respaldos, aunque también críticas, del arco opositor.
El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, expresó que “faltan un montón de temas entre los que están planteados ahí, pero la Argentina tiene que empezar a mostrar acuerdos”.
Desde la misma vereda política, el senador Miguel Angel Pichetto dijo que “la convocatoria tiene que ser para todos los actores políticos, yo no discrimino”.
El diputado Martín Lousteau, uno de los dirigentes que viene pregonando la necesidad de Cambiemos de ampliar su base, por su parte, sostuvo: “Lo que desordena todo es la política que no sabe poner prioridades”.
Por su lado, Daniel Scioli se mostró dispuesto a sumarse al acuerdo “sin especulaciones”.
El gobernador de Chaco, Domingo Peppo, consideró que “esto no debe ser una foto electoral, sino un compromiso hacia adelante”.
La Iglesia celebró la convocatoria, pero le puso condiciones para no que no naufrague en buenas intenciones, es decir, un mero instrumento de la campaña electoral.

COMENTARIOS