Moyano y las dos CTA convocan a un paro general para el 30 de abril

Moyano y las dos CTA convocan a un paro general para el 30 de abril

El líder de los Camioneros anunció la medida de fuerza junto a Hugo Yasky y Pablo Micheli.

El jefe de camioneros busca convencer a los gremios del transporte que adelanten la huelga sectorial que activaron para el 1° de mayo en rechazo al alcance del impuesto a las ganancias .

Hugo Moyano, que encabeza el Frente Sindical, y los líderes de las dos CTA, Hugo Yasky y Pablo Micheli, anunciaron este jueves un paro general para el martes 30 de abril. Es en demanda de modificaciones a la política económica y un aumento salarial, entre otros reclamos.

Los dirigentes gremiales exigen “un aumento general de salarios del 40%, con cláusula gatillo, la condonación de la deuda de servicios públicos desde diciembre de 2017, una mejora de emergencia a jubilados y pensionados, el incremento del mínimo no imponible a 80 mil pesos, su futura eliminación y la efectivización de los contratados”.

Los referentes sindicales habían cuestionado la decisión de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte de realizar un paro de actividades el 1 de mayo, que es feriado. “Es poco serio”, dijo Moyano.

Si la CGT y Moyano unifican su reclamo y avanzan hacia una huelga, sería la quinta desde que Mauricio Macri llegó a la Casa Rosada.

El documento, firmado por Micheli, José Rigane y Dora Martínez -de la CTAA- convocó a “la unidad” para derrotar “las políticas de ajuste y modificar la actual realidad”.

A la medida de fuerza se sumarán los gremios moyanistas, de la Corriente Federal de Trabajadores (CFT) del bancario Sergio Palazzo, del Frente Sindical para el Modelo Nacional (Fresimona) de ese dirigente, el mecánico Ricardo Pignanelli, el camionero Pablo Moyano y la Multisectorial 21F, concluyeron.

“La Argentina de hoy es inviable para un número grueso de compatriotas. Padecemos una inflación galopante y descontrolada, una caída del salario real de los trabajadores, pérdidas de derechos constantes”, destacó Palazzo durante el anuncio del paro.

Además, Héctor Daer y Carlos Acuña, los dos jefes, no creen conveniente activar una huelga a menos de una semana de haber destrabado el reintegro de $13.000 millones para las.obras sociales sindicales.

La decisión de Moyano, las CTA y los transportistas presiona a la cúpula de la CGT, que debatirá internamente la semana próxima la viabilidad de coincidir todos en un mismo reclamo.

COMENTARIOS