Le hicieron una cesárea a la nena de Tucumán
TIENE 11 AÑOS

Le hicieron una cesárea a la nena de Tucumán

La menor cursaba un embarazo de 23 semanas. Organizaciones defensoras de derechos humanos cuestionaron la elección de esa práctica.

La niña de 11 años que fue violada por la pareja de su abuela en Tucumán y cursaba un embarazo de 23 semanas producto del abuso, fue sometida en la noche del martes a una cesárea en el Hospital Eva Perón.
Este martes, el Sistema Provincial de Salud de la Provincia de Tucumán (SiProSa) que depende del Ministerio de Salud provincial, emitió un confuso comunicado donde, a pesar de que se citaba el fallo FAL (dictado por la Corte Suprema de Justicia en 2012, que determinó que cualquier aborto de un embarazo producto de una violación no es punible ni para la mujer ni para el profesional) también hacía a referencia a “salvar las dos vidas”.
De esta manera se realizó una cesárea en la noche del martes, en la cual la menor dio a luz a un bebé de 600 gramos, que se encuentra en incubadora con respirador artificial, aunque con muy bajas posibilidades de sobrevida. La niña sigue internada fuera de peligro.
La madre y la menor habían hecho un pedido expreso a la justicia de su voluntad de acceder a una Interrupción Legal del Embarazo (ILE) -contemplada desde 1921 en Argentina en el artículo 86 del Código Penal para casos de violación, o en caso de peligro de la salud o la vida de la gestante- pero agrupaciones feministas y organizaciones defensoras de los derechos humanos denuncian que el sistema de salud provincial dilató la decisión y que la cesárea no es el procedimiento idóneo en estos casos.
La niña estaba al cuidado de su abuela y su pareja hacía ya seis años -luego de que su madre la perdiera cuando su pareja abusó de sus dos hijas mayores- y cuando el hombre se quedó solo con la menor en la casa ubicada en el departamento de Burruyacú, al noreste de Tucumán, aprovechó para abusar sexualmente de ella. En un control médico se comprobó el embarazo fruto de esa violación y la niña contó lo ocurrido a su madre, que presentó la denuncia. María del Carmen Reuter, a cargo de la Fiscalía Especializada en Delitos contra la Integridad Sexual de la provincia, ordenó la detención del hombre de 65 años y le tomó declaración a la menor en Cámara Gesell hace más de dos semanas, donde ella confirmó el abuso.

COMENTARIOS